sábado, 8 de julio de 2006

Poema de Nizar Qabbani
En el principio fue la mujer
Traducción de Manuel Jiménez Lucena
Después de adentrarme en los límites
de las líneas de tu feminidad
Y de mis casidas…
Entre tus ojos
Y las hojas escritas…
Entre el esplendor de tus pechos
Y el empuje de mis dedos…
En tus negros ojos de beduino
Y la tinta con la que escribo mis versos…
En el incendio de claveles de tu camisón
Y las escenas del Juicio Final sobre las sábanas…
Empecé a preguntarme:
¿Es la mujer el origen de la casida
O la casida el origen de la mujer?

Después de entrelazarse los puentes
Entre tú y mi idioma.
Y llegando a ser los lunares en tu espalda
Mas que mis monosílabos
Y tus anillos de turquesas
Una parte en mi alfabeto
Y mi sangre
Parte de tu sangre,
Continúo preguntándome:
¿Es la mujer el origen de la casida
O la casida el origen de la mujer?

¿Quién había al principio?
¿Tu feminidad o la feminidad de tus palabras?
¿La geometría de tu pecho
O la de una catedral?
¿La música de tu cintura
O el de la rima de unos versos?
¿La curiosidad de tus manos
O la lana de Cachemira?
¿Tus dedos… o los trozos del azúcar?
¿Tu salida del baño
O la agitación de la luz y el agua?

¿Como escapar
De tu leche materna… señora mía?
De tus besos bordados en la extensión de mi cuerpo
Y de tus uñas clavadas
En la carne de todos mis versos.
*Del diwan En el principio fue la mujer

2 comentarios:

Luunna dijo...

Preciosa poesia, no pudistes escoger una mujer un saludo grande desde tierras lejanas
Un saludo afectuoso
Luunna

ali dijo...

Gracias LUUUUUUUUNNA un saludo para tí "mujer" y a tod@s los amigos y amigas latinoamerican@s.