miércoles, 5 de julio de 2006

¿Cómo conseguir la paz?

Israel ha lanzado una ofensiva militar, por tierra, mar y aire con el objetivo de machacar a los palestinos. La nueva demostración de fuerza empezó hace más de una semana tras el secuestro de un soldado israelí el pasado 25 de junio. Las fuerzas israelíes iniciando estos ataques, volvieron a ocupar partes de la Franja de Gaza, y la ofensiva ha sido extendida asimismo a varias ciudades en los territorios de Cisjordania.

Ismael Haniya, jefe del gobierno palestino recientemente elegido, sigue desafiando a los israelíes. Los líderes de Hamas, pese a las múltiples presiones que se ejercieron sobre ellos, siguen rechazando e insisten en no reconocer al estado de Israel. Desde la llegada de Hamas al poder, no sólo crecieron las tensiones entre Israel y los palestinos, sino que toda la zona está a punto de arder. El secuestro de un solo soldado israelí no iba a desencadenar esta gran ofensiva militar a gran escala, que no ha dado ningún resultado, todo al contrario, ha dificultado más la situación política complicada entre las fuerzas de la ocupación y los palestinos, algunos analistas se interrogan: ¿por qué los israelíes han descartado cualquier negociación diplomática, si verdaderamente desean liberar al soldado capturado.

En medio de esta crisis vino la tentativa egipcia de mediación, -los egipcios proponían la liberación del joven secuestrado, Gilad Shalit, a cambio de un número indeterminado de presos palestinos en las cárceles de Israel. Hamás reclama, en cambio, la libertad de 1.200 presos -en primer lugar, las mujeres y menores de edad, pero desgraciadamente la iniciativa árabe ha sido rechazada. El objetivo de los israelíes, sin duda, parece ser más bien la destrucción material de la Autoridad Palestina, de sus líderes y de sus ya escasos medios materiales.

La superioridad militar israelí es abrumadora comparada al armamento ligero de los palestinos, un pueblo desmilitarizado que sólo busca la paz. La Autoridad palestina ha sido creada para servir de interlocutor y sin ella Israel no puede avanzar en el proceso de paz. ¿Qué puede conseguir Israel ordenando bombardear y destruir una central eléctrica en Gaza,-construida por la ayuda de los europeos-, y, la oficina del primer ministro -el líder de Hamás, Ismael Haniya-? La destrucción en general de objetivos básicamente civiles, explica que la parte israelí ha abandonado actualmente las negociaciones y el proceso de paz. Con las acciones bélicas, y el abuso en la utilización de la fuerza militar, Israel se equivoca y cada día comete más errores. La comunidad internacional todavía no ha movido, antes todo era diferente, hoy creemos que los occidentales miran con inquietud las maniobras israelíes en los territorios ocupados de Palestina (…) es inaceptable aterrorizar a niños y a mujeres y todo un pueblo en busca de un solo soldado secuestrado.

La crisis del militar israelí ha vuelto a abrir la vieja herida, el conflicto más largo y complicado de la historia creado tras la segunda guerra mundial, origen de la tragedia que viven los palestinos hoy, Israel no desaprovecha ninguna ocasión para volver a la primera casilla y, olvidar los acuerdos firmados, en Oslo, Madrid, Washington, y en otros lugares, todo el tiempo perdido no condujo a lo que Israel siempre deseaba, apoderarse por completo del pueblo palestino, los asesinatos selectivos de líderes políticos, las incursiones en los campos de los refugiados, invasiones de ciudades y aldeas, a lo largo de la historia de la ocupación… Cuanta sangre derramada, y cuantas lágrimas, todo ha sido en vano, no han movido de un ápice las posiciones de los militantes palestinos, nunca van a cambiar, ellos están determinados y tienen una sola idea fija, liberar los territorios ocupados desde junio 1967, conseguir la independencia y la creación de un Estado palestino.

Bajo la ocupación, el pueblo palestino vive momentos difíciles, los países árabes están siguiendo silenciosamente la tragedia que viven los habitantes civiles en Gaza y Cisjordania al igual que todo el resto de la comunidad internacional. Israel sabe que la violencia sólo genera violencia, por eso, es mejor abogar por la paz, nosotros creemos, que los anteriores dirigentes de Tel Aviv disponían de visiones políticas más realistas cuando llamaron a la convivencia, al diálogo, y precisamente cuando iniciaron el famoso proceso de paz entre los dos pueblos.

¿Qué futuro espera la zona? si la nueva política del primer ministro recientemente llegado al poder Yahud Olmert, sigue esta tónica, la zona puede arder y nunca saldrá del túnel. Parece que los esfuerzos de destruir las esperanzas de paz son más fáciles de lograr, en cambio pensamos que sería difícil después de esta crisis política y humana volver a reiniciar de nuevo el proceso de paz, reconciliación y esperanza que tanto necesita el Oriente Próximo.

Terminamos esta breve intervención con estas reflexiones que resumen esta crisis,“El soldado debe ser liberado; Israel debe cesar no ya en su ofensiva, sino en el permanente hostigamiento, bajo el argumento perverso de los asesinatos selectivos, con el que diezma las filas palestinas; el Gobierno de Haniye, tras cinco decepcionantes meses en el poder, debe mostrarse dispuesto al reconocimiento mutuo con Israel, así como renunciar al terrorismo; y, finalmente, el Estado judío debe iniciar negociaciones con la Autoridad Palestina -sin excluir al Gobierno de Hamás- para una retirada libremente pactada bajo supervisión internacional de los territorios ocupados, que permita la creación de un Estado palestino. Todo ello es hoy utopía, pero casi nadie ignora que ése es el único camino hacia la paz.”(1) A.Axdiri (Tiempos de cambio)