martes, 18 de julio de 2006

La tragedia del Líbano
Sangre, humo y cenizas

Para nosotros en todo el mundo árabe, condenamos como el resto del mundo, las matanzas y el terrorismo que practica la aviación israelí cuando bombardea ciegamente ciudades y pueblos en Gaza como en Líbano, en respuesta o no a los lanzamientos de cohetes Khatiushas sobre Haifa y norte de Israel, en ofensiva o contraofensiva, las palabras importan poco en estos momentos, Israel tiene que aceptar que el enfrentamiento entre sus ejercitos y las milicias de Hezbolá es claramente desigual, el apoyo político y militar que recibe de EE UU no es ni será eternal. No es justificable que la aviación israelí durante una semana sin parar, día y noche, ha ido golpeado duramente por- sus ataques aéreos feroces y sangrientos-, un país vecino soberano, y ha destruido todo lo que es a su alcance sin obtener nada(…) absolutamente nada sólo destrucciónes inútiles, más víctimas,sangre llamas y humo,y ciertamente todo se ha incrito como un nuevo episodio de odio en la historia del Oriente Medio.