sábado, 10 de enero de 2009

La ira de Dios (Israel) golpea Gaza

Olas de cientos de aviones bombarderos, cientos de toneladas de bombas, una lluvia de fuego desciende del cielo, cientos de cañones de tanques enormes que escupen fuego, decenas de buques de guerra, lanzamiento de cientos, de miles de misiles, que no es la tercera guerra mundial. Se ha previsto la matanza masiva y un millón y medio de personas que no pueden huir a cualquier lugar porque la zona de 365 kilómetros cuadrados en los que se encuentran está bien cerrada.Un ghetto ou une souricière. Estamos en el día 13 de este terrible infierno que la mayoría de los observadores en el mundo ven: un auténtico Holocausto.

En el pasado, sólo la ira de Dios había castigado muy exclusivo, para eliminar una ciudad, un país o un continente y un pueblo. Dios ha transferido sus competencias a Israel. Eso es todo ahora. Y quién puede pedir cuentas a Dios? - ¿Qué está pasando hoy a la población de Gaza puede suceder a todos los pueblos árabes y musulmanes y más allá. El Dios de Israel es el único que decide quién puede seguir viviendo y quién perecerá.

Cualquier otra quimera intelectual, moral o política no es más que entretenimiento morboso.
Vía Nawaat
Tema
Tzipi Livni's Big Lie
What Humanitarian Crisis?!
“There is no humanitarian crisis in the [Gaza] Strip.”- Israeli Foreign Minister Tzipi Livni, 1 January 2009.
In 1925, Adolf Hitler, writing in Mein Kampf, defined 'The Big Lie'. He called it a lie so enormous that people “…would not believe that others could have the impudence to distort the truth so infamously.”

By now it should be obvious that Livni and other Israeli officials have decided to do just that; utilizing the same technique in service of their public relations campaign to justify the atrocities taking place in Gaza, they simultaneously claim they do not exist.

Indeed, it is yet another astonishing example of how practices from such an ignominious period of history have become incorporated into the military and propaganda armamentarium of the Israeli government and the behavior of the settler community, without even the batting of an eye to reflect its historical irony.