domingo, 4 de enero de 2009

El fin de Israel empieza en Gaza

De nada han servido los llamamientos internacionales en favor de una tregua, y ahora la suerte está echada por decisión del Gobierno de Olmert: invadir Gaza.¿Qué más pueden hacer los palestinos de Gaza ante la agresión israelí cobarde? La respuesta es tan simple: Morir. Muchos de ellos ante las cámaras de TV no han cesado de repetir que prefieren morir y no vivir bajo la ocupación arrogante y humillante... en desprecio, sin libertad y en condiciones inhumanas, durante años y años, precisamente durante los últimos meses. El bloqueo impuesto por los ocupantes racistas hebreos más su provocación, desencadenaron la dramática y dura situación actual.

Un escritor israelí habla así: (Pregunta). Usted ha dicho que la campaña militar sobre Gaza está justificada.(Respuesta). Sí, está justificada, porque lo que es injustificable es que Hamás dispare 70 cohetes en un día. A nadie le gusta ver lo que está pasando en Gaza, pero es una decisión moralmente correcta (desde su punto de vista claro). La comunidad internacional dice que es una respuesta brutal y demasiado fuerte (la realidad que no puede negar). La gente habla de David contra Goliat, pero hay que darse cuenta de que la capacidad de sufrimiento de los palestinos es mucho mayor y eso les hace más fuertes. Por eso nuestra respuesta tiene que ser mucho mayor, porque hay que hacerles entender que tienen que parar los cohetes. Una respuesta moderada no les impresionaría. Cerramos los pasos fronterizos, cortamos la electricidad y eso no les hizo pensar en parar los disparos. (Fin de citación).

Los palestinos han padecido y pueden seguir padeciendo un escalofriante número de víctimas civiles, sin que la comunidad internacional haya hecho otra cosa que conformarse con las someras explicaciones de la ministra de Asuntos Exteriores, y candidata electoral de Kadima, Tzipi Livni, explicaciones que a lo largo de dos semanas de bombardeos cobardes criminales que dura esta agresión y hora tras hora desmentidas por las barbaries del ejército israelí. Dada la situación de la población de Gaza, desesperada, no tiene ni salida para salir del infierno bloqueado desde los cuatro puntos cardinales, con grave carencia de medicinas y alimentos para atender a más de tres millares de heridos contabilizados antes de la invasión terrestre. Israel como fuerza de ocupación no sabe que tiene la obligación inexcusable ante las leyes y Derecho Internacional que contrae es obligatorio no puede no garantizar la llegada de esos suministros.

Y si Olmert o Livni sueñan de una victoria absoluta y definitiva. ¿Qué honor esperan? Por lo menos Livni sabe que (¡las guerras son asunto de hombres!) “El problema reside en que nadie o ninguna fuerza de ocupación ha logrado jamás ese género de victoria sin renunciar a su puesto entre las naciones civilizadas” Siempre bajo miles de máscaras intentó Israel siempre presentarse al resto del mundo, pero esta vez actúa sin máscaras. Las fuerzas militares sionistas están demostrando que pueden hacer mejor que en la guerra del Líbano, pero saben que su guerra contra Gaza es y será- inscrita en la historia- como la más cobarde de todas, desde 60 años de su existencia y guerras eternas. Además esta puede recibir el nombre de guerra de manera injusta.

El orgullo de Israel –sea que lo reconozca o no- basado sobre su poderío y superioridad militar en Oriente Medio se acabó en Líbano. Esta vez no sabe que el mundo -quizás por diversas razones-, le apoyaba sinrazón porque creía que los acuerdos de paz no eran otros engaños judíos para ganar tiempo e intensificar la ocupación de más tierras palestinas, pero a partir de hoy los judíos frente a la nueva realidad, tras las masivas olas de condena global y por la primera vez millones de manifestantes pidiendo ¡muerte a Israel! No sabemos que destino les reservan los Dioses, pero sin duda van a pagar el alto precio de su locura y sus horrores cometidos en Gaza. La fuerte condena al Estado judío no cesa de llegar de los cuatro puntos cardinales y en todos los idiomas de la Tierra.

AD.- (Archivado en: Información y opinión)

1 comentario:

Ath0s dijo...

El 17 de enero se celebrará en Madrid una manifestación para pedir "la inmediata paralización del ataque al pueblo palestino, el fin del asedio a Gaza y el acceso urgente a la ayuda humanitaria", así como para "exigir las actuaciones políticas necesarias" para ello.

No olvidemos que la situación actual es n parte fruto de una irresponsable política colonial de nuestros gobiernos europeos durante el s. XX en la zona.

La manifestación partirá de la Plaza de Neptuno, a partir de las 18.00 horas, para terminar en la Puerta del Sol y atravesar la Plaza de Cibeles, y ha sido convocada por la Asociación Hispanomusulmana Jerusalén y se han adherido el PSOE, IU, PCE, UGT, CCOO, y una veintena de organizaciones humanitarias y no gubernamentales.

Se convocan a su vez manifestaciones paralelas en todas las capitales y pueblos de España.

No vamos a parar la guerra, pero al menos que el mundo y nuestros dirigentes sepan que estamos en contra de ella.

PÁSALO