martes, 21 de noviembre de 2006

Musas y Modelos de Picasso

El Museo Picasso de Málaga analiza durante esta temporada en una exposición temporal el papel que desempeñaron las mujeres que jalonaron la vida del artista malagueño (España), no sólo como modelos de sus obras, sino también como musas que inspiraron cambios de estilo y nuevas etapas en la trayectoria de la vida artística y creativa del gran pintor y creador español.


{Tête de femme]
A lo largo de su vida, Pablo Picasso realizó un gran número de obras en las que la mujer fue protagonista. En ellas, el artista supo plasmarlas delicadamente sensuales o profundamente carnales, temperamentales o serenas. Estas mujeres no se limitaron a posar, sino que, a través de la mirada del maestro, adoptaron un papel activo en su creación, convirtiéndose así en musas, en fuentes de inspiración del hombre que las pintó y las amó.

Picasso. Musas y modelos reúne un total de 46 pinturas, 14 dibujos y 6 esculturas que reflexionan sobre la poderosa presencia de la mujer en la plástica picassiana. Retratos y desnudos son los principales motivos presentes en las obras expuestas, realizadas entre principios del siglo XX, siendo su musa Fernande Olivier, y los últimos años de su vida, que pasaría junto a Jacqueline Roque.

En la exposición hay una importante representación de obras de este último periodo, puesto que las piezas, procedentes de diferentes colecciones públicas y privadas, formaron parte originalmente de la colección que en su día perteneció a Jacqueline. Se trata de un grupo de obras muy personales, conservadas voluntariamente por el maestro en su entorno y cuya naturaleza doméstica acentúa la sensación de estar asomados a un espacio cercano a lo íntimo y privado de la vida de Pablo Picasso.