viernes, 17 de noviembre de 2006

Aljazeera: Noticias para una audiencia global

Aljazeera internacional: flujo de información del Sur hacia el Norte

La cadena qatarí Al Jazeera ha lanzado ayer 15.11.2006, su primer canal de noticias en inglés, que busca competir con rivales internacionales como la BBC británica y la CNN estadounidense, en un claro desafío al monopolio informático occidental.

Según confirmó Deborah Coleman, portavoz de la red, el nuevo canal, que será dirigido por el británico Nigel Parsons que ha iniciado sus emisiones ayer miércoles 15.11 a las 12 GMT, contará con 800 reporteros y periodistas de 40 nacionalidades.

"No podemos confirmar a quiénes vamos a entrevistar, pero contaremos con una lista de figuras muy importantes. Estaremos transmitiendo 12 horas de noticias y programas", destacó la vocera. Además, confirmó que Londres fue elegida como una de las sedes centrales de la cadena, "por su posición estratégica en Europa". El nuevo canal contará con una red mundial de 20 oficinas dirigidas por los cuatro centros regionales situados en Doha, Londres, Kuala Lumpur (Malasia) y Washington. Al Jazeera International comenzará a difundir sus programas desde el 1ro. de enero las 24 horas, y contará además de sus noticieros diarios, con documentales y programas semanales de investigación, como el ciclo "Dentro de Irak".
Su difusión está prevista por satélite y por Internet (www.aljazeera.net/english), y se podrá acceder a través del cable en Europa, Estados Unidos y América Latina. Se estima que su audiencia inicial será de unos 80 millones de telespectadores, y los medios británicos reportaron que contará con un presupuesto anual de hasta 100 millones de dólares.
Por su parte, un comunicado emitido por la cadena qatarí indicó que el nuevo canal pretende garantizar "un flujo de informaciones del Sur hacia el Norte y dar la palabra a las regiones del mundo que no están lo suficientemente cubiertas". Proveerá de noticias "precisas, imparciales y objetivas para una audiencia global, dando voz a las diferentes perspectivas de regiones menos cubiertas del mundo", agregó.

En tanto, Wadah Janfar, director general del grupo Al Jazira Satellite Network, destacó que el lanzamiento de la cadena en inglés "ofrecerá la posibilidad de llegar a una nueva audiencia, habituada a escuchar hablar de Al Jazira sin poder mirarla o comprender su lenguaje".

Al Jazeera International convocó a varios periodistas de la emisora británica BBC, así como también de la CNN. Entre sus nuevos periodistas británicos está el ex corresponsal de la BBC en Irak, Rageh Omaar; el presentador de la emisora pública Darren Jordon; la reportera de la cadena ITN Shiulie Ghosh, y David Frost, el único periodista local en haber entrevistado a los últimos siete presidentes de Estados Unidos y a los seis últimos primeros ministros de Gran Bretaña. Otras figuras de importancia que se sumaron al proyecto fueron los estadounidenses Niegel Parson, Stephen Cole, Paul Gibbs y Morgan Almeida, algunos de ellos periodistas de la CNN.

La cadena qatarí planea además establecerse en América Latina, con oficinas en Buenos Aires y Caracas. Al Jazira en árabe, propiedad del emir Hamad bin Jalifa al-Thani de Qatar y que el 1ro. de noviembre celebró una década de vida, recibió un fuerte apoyo en los países árabes y muchas críticas del gobierno de Estados Unidos, que la acusa de ser el portavoz de los grupos más extremistas, sobre todo en Irak, donde está prohibida desde 2004. En ese sentido, el ex secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, llegó a acusarla de "mentir constantemente" y de "trabajar con terroristas".

A menudo, Al Jazeera obtiene primicias de hechos de guerra y políticos en Medio Oriente, y algunas de esas noticias incomodan a la Casa Blanca. Su éxito comenzó tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Washington y Nueva York, y aumentó durante la invasión estadounidense a Afganistán, en diciembre de ese mismo año.

Durante ese conflicto bélico, fue la única cadena aceptada por el régimen talibán para reportar desde Afganistán el inicio de la invasión militar encabezada por Estados Unidos. "Al Jazira International será una emisora alternativa, pero tendrá que tener una perspectiva global de las noticias", subrayó el inglés Barnaby Phillips, corresponsal para asuntos europeos de la cadena.

"Lo realmente asombroso es que será la primera cadena en transmitir en inglés y contar con su sede central en Medio Oriente. Esto es un verdadero acto de rebelión contra las cadenas internacionales que monopolizan la información", concluyó.