miércoles, 22 de noviembre de 2006

Estereotipos y prejuicios

'Estereotipos, generalizaciones y prejuicios'
'Tenemos que librarnos de los estereotipos, generalizaciones y prejuicios, y tener cuidado para que nuestra imagen de pueblos enteros, religiones enteras o continentes enteros no sean dictados por los crímenes cometidos por individuos o grupos minúsculos'. (Kofi Annan)

Las reflexiones de Annan revelan que: el mundo en nuestro tiempo está dividido y sufriendo, no sólo de la violencia en Palestina o Irak, y del miedo a los actos de terrorismo aquí o ahí en cualquier lugar del mundo, sino que también sufre de algo más absurdo y dañino: “generalizaciones y prejuicios”, entre otros factores que dividen los dos bloques y separan continentes y pueblos. Hasta que parece a veces que entre ambas partes Occidente /Mundo islámico, hay un abismo, pero la situación en realidad no es así. Esta situación es solo fruto de unos cambios políticos recientes, desde hace cuatro o cinco años, cambios que podemos calificar de 'no alarmantes' que están relacionados principalmente a cuestiones de 'no entendimiento' y/o falta de tolerancia en la mayoría de los casos.

Situación creada tras unos incidentes, lamentablemente muy graves pero podemos decir que fueron incidentes aislados, actos de terrorismo, decididos y llevados a cabo por algunos extremistas diabólicos para crear tensiones y provocar conflictos y choques de culturas. No es ninguna cosa sorprendente, porque los autores que se encargaron de aquellos actos barbaries, -por desgracia- lograron éxito al incitar al extremismo, al choque entre los dos lados. Incluyendo a aquello, las orientaciones y las interpretaciones hechas por aquellos políticos o líderes espirituales u otros que desean que el mundo (tiene que ser dividido en dos bloques): Los buenos de un lado... y los malos de otro. (Teoría compartida entre Bush y Bin Laden y sus seguidores)

Este grupo(GAN) que cree en la idea de una verdadera alianza entre todos los pueblos y de distintas culturas es posible, reúne nombres que abogan y han abogado por la paz a nivel nacional e internacional, en el ejemplo de Mohamed Jatami, el ex presidente y jefe de estado con tendencia moderada durante su presidencia en Iran, el presidente Rodríguez Zapatero que está conduciendo con mucho éxito el proceso de paz en España con ETA, pese a todos los obstáculos y las dificultades creadas por algunos líderes de la oposición y todos aquellos que se oponen a su lúcida política de paz y progreso, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, y de Kofi Annan el jefe actual de la diplomacia a nivel planetario. Todos estos políticos quieren y desean como todos nosotros -que abogamos siempre por la paz- y que todavía pensamos que existe la posibilidad de crear puentes interculturales, y hacer que en aquellas partes del mundo donde ya no hay esperanza vuelvan los hombres y las mujeres de buena fe a establecerla en vez de continuar siguiendo en el laberinto de guerras eternas y confusiones, en Palestina, en Irak, en Líbano, en Darfur y otros lugares donde actualmente reina la violencia y el terrorismo.

En el encuentro histórico de Istambul, Annan, ha destacado además que la idea de la alianza llega en un momento muy oportuno: 'En el siglo XXI, seguimos siendo rehenes de nuestros sentimientos de agravios y derechos. Nuestros discursos se han convertido en nuestra prisión, paralizando nuestro razonamiento y entorpeciendo el entendimiento'.

En un tono triste ha añadido en su discurso pronunciado en la reunión en Istambul:'Mucha gente en todo el mundo, y en particular los musulmanes, ven a Occidente como una amenaza a sus principios y valores, a sus intereses económicos y aspiraciones políticas. Las pruebas de lo contrario son sencillamente despreciadas o rechazadas como increíbles. Paralelamente, muchos occidentales descalifican el Islam como religión de fanatismo y violencia'.

El presidente del Gobierno español Rodríguez Zapatero, de su parte ha destacado: 'No podemos quedarnos de brazos cruzados ante la idea de que es inevitable el choque de civilizaciones. Contra esta idea contamos con la ley internacional, la ONU, los derechos humanos y, por encima de todo, la igual dignidad de todos los hombres y mujeres y su capacidad única de diálogo para resolver los conflictos'. El primer ministro turco ha dicho que el informe 'constituye un paso esperanzador y emocionante en los esfuerzos por sembrar las semillas del respeto y la comprensión'.

El informe del Grupo de Alto Nivel incide en que el conflicto árabe-israelí en los territorios palestinos se ha convertido en el símbolo del creciente abismo; este conflicto, junto a lo que sucede en Irak y Afganistán contribuye a magnificar este sentimiento de desconfianza. El informe propone una 'conferencia regional sobre Oriente Próximo lo antes posible' y donde estén todos los agentes de peso, al tiempo que declara su apoyo 'a la expansión del pluralismo político en los países musulmanes'.

Nosotros creemos que lo que provoca la conmoción de las hostilidades y los conflictos no es la religión, aunque algunos políticos parten de ahí, porque resulta fácil para relacionarlo todo, dado el vasto espacio semántico y la complejidad que representa el dominio de la religión. Pero si nos fijamos bien, simplemente encontramos, que las estrategias de cada parte se mueven detrás de otras motivaciones, como los intereses políticos y los intereses económicos principalmente, que son los verdaderos factores que influyen en el deterioro de las relaciones internacionales, actualmente, sabiendo que si la situación entre los pueblos de los dos mundos divididos: Occidente y mundo musulmán, siguiera así no se descarta que desencadenará en el futuro más conflictos y un sinfín de guerras.