martes, 10 de abril de 2007

Dos terroristas con explosivos han hallado la muerte en Casablaca durante una persecución

Dos terroristas con explosivos han hallado la muerte durante una persecución policial- Casablanca, 10 abr 07-
Un presunto terrorista se ha inmolado en Barrio Hay el Farah en Casablanca cuando varios agentes de Policía estaban a punto de detenerle, según informó la agencia de noticias oficial marroquí MAP.
Al producirse la detonación, otro individuo que acompañaba al presunto terrorista y que también llevaba explosivos en su cuerpo, murió por disparos de la policía cuando intentaba de huir.

Foto(Cibercafé-Sidi mumen)lugar de explosiones del 11 de Marzo
"Dos terroristas con explosivos han hallado la muerte durante una persecución con los miembros de seguridad marroquíes el martes al amanecer en el barrio Hay El Farah en Casablanca", según primeras informaciones facilitadas por la policía.
Fuentes policiales aseguran también que han identificado a uno de los dos fallecidos, Mohamed Mentala, alias 'Uarda', al que los agentes mataron al ver que se dirigía hacia ellos con una mochila sospechosa. Los agentes dispararon para evitar que el terrorista hiciera estallar los explosivos que llevaba encima.
Se desconoce la identidad del segundo terrorista, fallecido al explotar la bomba que transportaba, aunque la policía cree que puede tratarse de Ayoub Raydi, hermano de Abdelfetah Raydi, el suicida que el pasado 11 de marzo se inmoló en un cibercafé de Casablanca.
Un tercer supuesto terrorista, también sin identificar y que acompañaba a los dos fallecidos, consiguió escapar y está siendo buscado por la policía. Varios centenares de agentes de la policía marroquí han acordonado el barrio ' Hay El Farah' de Casablanca para intentar detenerle. Según las fuentes, Mohamed Mentala estaba en busca y captura desde el año 2003 por su supuesta relación con los atentados de Casablanca, en los que el 16 de mayo de ese año murieron 45 personas.

Los dos individuos que murieron estaban siendo "activamente buscados", según las fuentes, por su supuesta implicación con el atentado suicida del cibercafé.En aquel atentado, Abdelfetah Raydi, de 23 años, murió al estallar el cinturón con explosivos que llevaba encima, causando además heridas a cuatro personas: el terrorista que acompañaba al suicida, el encargado del establecimiento y dos clientes.

Tras este suceso, la policía marroquí ha detenido a 31 personas, a las que se ha acusado de pertenecer al grupo terrorista al que supuestamente estaba vinculado tanto el suicida que murió en el cibercafé, como los dos terroristas que han fallecido hoy en Casablanca. Las autoridades marroquíes creen que esta célula terrorista estaba aún en fase de formación, y que los explosivos que utilizaban eran de fabricación casera. Esta célula terrorista pretendía, según la policía marroquí, atentar contra el puerto de Casablanca, y cuarteles de los diferentes cuerpos de seguridad marroquíes.
Fuente: MAP