miércoles, 11 de abril de 2007

Terrorismo en el Magreb

AL Qaeda asume la autoría de los
atentados terroristas en Argelia
Cuatro atentados con coche-bomba, simultáneos, han costado la vida a 24 personas y herido a 222 en Argel (Argelia), según el nuevo balance hecho público esta tarde por Protección Civil. Uno de los ataques ha tenido lugar en el aparcamiento de la sede del Gobierno. La onda expansiva ha provocado la rotura de ventanas en un radio de un kilómetro. Otras tres explosiones se han registrado junto a una comisaría de Bab Ezzuar, en los arrabales de la ciudad, en la ruta hacia el aeropuerto internacional. Se trata de los primeros atentados en la ciudad desde diciembre de 2006.

Foto REUTERS
La rama de Al Qaeda en los países del Magreb ha asumido la autoría de la acción terrorista mediante una llamada de teléfono a la cadena de televisión Al Yazira. Esta banda cambió de nombre hace unos meses al incorporarse a la red criminal; antes se la conocía como Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC). Su incorporación a la organización liderada por Osama Bin Laden no sólo supuso un cambio de denominación, sino también de tácticas y estrategias. Como prueba de ello, los expertos antiterroristas señalaban el modus operandi de los últimos atentados en Argelia, con ataques simultáneos contra varios objetivos y reivindicación de los mismos a través de Internet, como ha ocurrido hoy. La organización ha asumido en un comunicado en Internet la autoría de los atentados y ha jurado con no descansar hasta liberar "la tierra del Islam desde Jerusalén hasta Al Andalus".

La nota, divulgada en una página web utilizada por Al Qaeda, asegura que los atentados de hoy fueron perpetrados por suicidas que utilizaron vehículos cargados con unos 1.900 kilogramos de explosivos.

El atentado contra la sede del Palacio del Gobierno, se ha producido a las 11.45 (hora peninsular española). La explosión desató escenas de pánico entre la población. Según los testimonios recogidos en el lugar del hecho, el autor del atentado, que logró penetrar en el aparcamiento de la sede del ejecutivo, habría muerto en la explosión de su coche-bomba. "Se trata de un atentado suicida y el chófer murió dentro de su automóvil", han indicado varios testigos. Según la Protección Civil argelina el mayor número de víctimas corresponde a los policías que se encontraban de servicio delante de la puerta del edificio gubernamental.

Matanza en Ezzuar
"Varios transeúntes murieron también o resultados heridos", ha asegurado uno de los agentes de la Protección Civil, mientras envolvía en una tela los restos de un cadáver de un hombre que aparecía destrozado. Por lo menos ocho automóviles que circulaban cerca del lugar fueron también afectados y sus pasajeros heridos, así como los inmuebles colindantes con la sede oficial. La policía argelina acordonó rápidamente el lugar adonde llegaron varias ambulancias para evacuar a las víctimas a diversos centros hospitalarios.

El segundo atentado, en un escenario similar, tuvo lugar frente a la comisaría de Bab Ezzuar, no lejos del aeropuerto, y las víctimas han sido también policías y transeúntes. El primer ministro argelino, Abdelaziz Beljadem, reaccionó al atentado contra la sede gubernamental calificándolo de "acto cobarde y criminal". "Es un acto criminal que muestra la traición y la cobardía en el momento en que el pueblo argelino reivindica la reconciliación nacional", subrayó.

En febrero pasado, la banda autodenominada "Al Qaeda en el Magreb" perpetró siete atentados similares en la Cabilia con un resultado de doce muertos y treinta heridos.
Fuente: El diario EL País (España)