domingo, 29 de abril de 2007

Del laicismo a la creciente islamización del país

Del laicismo a la creciente islamización del país
De la polémica creciente a la confrontación pública, el debate agrío y la demostración de fuerza entre el Gobierno de una parte y los militares de otra, ha vuelto a abrir nuevas interrogaciones políticas en Turquía. Sin embargo la estabilidad del país no se encuentra afectada, según opiniones de expertos en asuntos de aquel país, dado que la Constitución de la República Turca garantiza o ha garantizado en el pasado relativamente la trayectoria estable del Estado turco pese a las turbulencias atribuidas hoy a la marcha democrática que conoce el país ante los evidentes retos y los vientos de cambio, sobre todo la subida del islamismo al poder de un lado y de otro, las tradiciones del laicismo, que de momento no parece que hacen buena pareja.

En Turquía los valores del laicismo convertidos en instituciones representan la garantía y la continuidad del Estado Turco. Quizás de esa manera, Turquía es el único país islámico donde el islamismo moderado, la modernidad y la apertura democrática hacen de este país un modelo único que ha podido superar grandes problemas. La crisis que ha surgido recientemente entre el Gobierno, el poder militar de una parte y los partidos políticos de otra, posiblemente encontrará un arreglo dentro de lo que ofrece la democrácia y diálogo teniendo en cuenta otras alternativas, entre ellas, llamar a organizar elecciones en el país.


Una marcha multitudinaria a favor del laicismo en Istambul
Numerosas ONG del sector laico de Turquía han convocado una gran manifestación en el centro de Estambul en contra de lo que consideran una creciente "islamización" del país. Las autoridades turcas han aplicado extremas medidas de seguridad para la manifestación, ya que las calles que conducen a la plaza Abide-I Hurriyet están cerradas al tráfico. La protesta está convocada para las 13.00 horas, tiene previsto terminar con un concierto de varios grupos de música popular turca.Universitarios de Turquía, el sábado, en un acto a favor del laicismo en Ankara.

La marcha coincide con el memorando emitido en la noche del viernes por el Ejército turco, en el que los militares subrayaban que son "un incondicional defensor del secularismo", en alusión a la candidatura presidencial del actual ministro de Exteriores, Abdulá Gül, un islamista moderado. El Gobierno turco reaccionó con firmeza a las palabras del Ejército y recordó que el Estado Mayor está supeditado al primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.

El pasado 14 de abril se reunieron en Ankara unas 400.000 personas, para protestar contra la posible candidatura de Erdogan, quien al final decidió mandar a la Presidencia a Gül, uno de sus más estrechos colaboradores. En ese mitin los manifestantes exigieron que la Presidencia de Turquía permanezca secular, mientras que los organizadores de la protesta de este domingo también quieren hacer énfasis en el carácter democrático de Turquía y su rechazo a posible aventuras golpistas del Ejército.

Gül, quien el viernes no logró ser elegido en primera ronda, ha confirmado este domingo que no retirará su candidatura, "porque fue el resultado de un largo proceso de consultas. Retirarla está fuera de cualquier discusión".