domingo, 22 de abril de 2007

La amenza del terrorismo islamista se extiende a la otra orilla

La amenaza del terrorismo islamista se extiende a la otra orilla del mediterráneo:” "Es difícil atacar a esta gente. Es difícil elaborar una acción preventiva. No tienen una organización con estructura y jerarquía. Son células sin conexión salvo la relación personal de sus miembros. No tenemos acceso a la información", admite un responsable de la policía. De hecho, creemos que esta es la nueva realidad a la cual se encuentran enfrentados los jefes de la lucha antiterrorista europeos en España y Francia por sus estrechas relaciones con El Magreb.

Si las actividades crecientes de los terroristas en Argelia y Marruecos volvieron o vuelven a amenazar a los países de la zona, -con las consecuencias y los daños que pueden causar a los intereses vitales del Magreb-, obviamente del otro lado del Miditerráneo, no se descarta que esta nueva oleada de violencia llegue por múltiples razones a alarmar a nuestros vecinos, los españoles y los franceses, aunque de momento creemos que sólo se trata del efecto pasajero del paso de la "nube negra" que ha aterrorizado recientemente las dos grandes ciudades norteafricanas, Casablanca y Argel.

El CNI y la policía alertan de la creciente actividad de los nuevos aliados de Al Qaeda
…Pese a esas raíces y a la semilla sembrada por este grupo en muchas ciudades españolas, la policía reconoce que sabe muy poco del nuevo Al Qaeda en el Magreb. "Es difícil atacar a esta gente. Es difícil elaborar una acción preventiva. No tienen una organización con estructura y jerarquía. Son células sin conexión salvo la relación personal de sus miembros. No tenemos acceso a la información", admite un responsable de la policía.

Todos los jefes de la lucha antiterrorista consultados admiten que la actividad de este grupo es creciente. Primero captaban fondos, la Guardia Civil desarticuló en Málaga a una célula que asaltaba chalés, luego reclutaron militantes y ahora envían combatientes a Irak y a los campos de entrenamiento en el Sahel. ¿Cuál será el siguiente paso? ¿Un atentado?

Los suicidas de Casablanca se observan desde aquí con extraordinario interés y preocupación, por la proximidad de Ceuta y Melilla, pero el diagnóstico es diferente. "No tenían objetivos definidos, son todos del mismo barrio y, por lo que nos comunican los marroquíes, no tienen vínculos con España ni relación con los atentados de Argel. No hubo coordinación entre los dos ataques", asegura un experto antiterrorista. Y añade un dato pintoresco: "Se colocan el cinturón de explosivos caseros desde el instante mismo en que entran en la célula. Viven y duermen con el cinturón durante semanas o meses por si aparece la policía a detenerlos. Así han logrado asesinar a un agente".