martes, 1 de agosto de 2006

Prensa ibérica: El desastre del Líbano
"El debate sobre el Tsahal"
El Ejército israelí impone su tesis de que los ataques deben tener una respuesta contundente
MATEO Madridejos
Periodista e historiador

El brutal bombardeo de Qana por los aviones israelís y sus trágicas consecuencias no solo han causado la repulsa de la opinión internacional, sino que han hecho aflorar en Israel las tensiones que se venían detectando desde el inicio de las hostilidades hace 20 días. Esas disputas se centran en el Ejército (Tsahal), verdadera columna vertebral del Estado, y sus repercusiones políticas son inevitables, aunque de momento resulten imprevisibles.
Lo más novedoso de la crisis es que la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, perturbada por el bombardeo en el mismo momento en que planeaba una salida diplomática, arrancó al primer ministro israelí, Ehud Olmert, una pausa de 48 horas en los bombardeos del sur del Líbano, mientras la autoridad militar prometía investigar y ofrecía explicaciones embarazosas. La sombra de Siria volvía a aparecer como interlocutora en el tablero geopolítico. [+] Link