jueves, 3 de agosto de 2006

Israel expande e intensifica sus ataques en el Líbano mientras la furia y el descontento crecen en el mundo islámico
Los servicios informativos de BBC hablan hoy de una nueva escalada de ataques israelíes que después de una corta tregua de 48 horas, han vuelto a castigar el Líbano. Se han intensificando, con dureza y por todas partes, especialmente los bombardeos de la aviación que sigue causando enormes daños y una espantosa destrucción. Las furzas aereas judías expandieron sus ataques a diversos puntos del Líbano, volviendo anoche bombarder por aire los suburbios del sur de Beirut, igualmente la zona del sur, donde los enfrentamientos se hacen cada vez más y más duros, porque ahí Israel está intentando, por sus invasiones terrestres, de nuevo, ocupar territorios libaneses.

Servicios de BBC News
"Este viernes, jets de la fuerza aérea israelí atacaron varios frentes: un puente en la región de Akkar en el norte de Líbano, carreteras cercanas a la frontera con Siria en el este, y la población de Nabatiyeh, al sur.
Como resultado, las autoridades libanesas informaron que tres integrantes de una familia murieron cuando un misil israelí impactó contra su casa.
El primer ministro libanés, Fouad Siniora, informó que más de 900 personas han muerto en Líbano desde que inició la ofensiva israelí hace tres semanas.
Un tercio de las bajas han sido niños y más de un millón de personas han sido desplazadas de sus hogares, lo que representa, según explicó, aproximadamente el 25% de la población de Líbano. Se tiene previsto que en las próximas horas el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reúna para finalizar una resolución que lleve al cese de hostilidades.

Descontento musulmán
Las cifras de bajas libanesas fueron dadas a conocer por el primer ministro libanés a través de un mensaje en video enviado a la cumbre de emergencia que los países musulmanes sostienen en Malasia para discutir el conflicto en Líbano.
En la reunión de la Organización de la Conferencia Islámica el secretario general, Ekmeleddin Ihsanoglu, expresó que el mundo musulmán se encuentra muy descontento con lo que está sucediendo y existe el riesgo de que se genere un odio permanente hacia los países occidentales.
La Conferencia llamó a un cese al fuego inmediato y aseguró que las condiciones para una paz justa y duradera en el Medio Oriente se estaban destruyendo.
El primer ministro de Malasia, Abdullah Badawi, criticó al Consejo de Seguridad de la ONU por no haber actuado oportunamente, expresando que le faltó valentía para condenar el uso de la fuerza de Israel. [+] Link