martes, 29 de agosto de 2006

Kofi Annan entre ruinas en Beirut
La gira del Secretario General de la ONU Kofi Annan por Oriente Medio, ha empezado por su visita a Beirut. ¿Qué planes tiene el jefe de las Naciones Unidas para el presente y el futuro del Líbano y la Zona? ¿Qué mensajes nuevos conlleva entre sus manos para establecer la paz en la región después de la tempestad y la terrible afrontación militar: guerra de agresión israelí? Annan ha vuelto a repetir lo que hemos oído siempre de la boca de los lideres occidentales: ha hablado de la liberación de los dos supermans o los dos soldados israelíes capturados por Hizbolah, como condición al cese del bloqueo israelí que todavía está aislando Líbano e impidiendo a los libaneses la llegada de las ayudas para la reconstrucción del país.

A pesar de las buenas intenciones que siempre ha expresado el Secretario General Kofi Annan en favor de la paz entre Israel y sus vecinos árabes y su misión como sus acciones son bastante limitadas. Ahora bien, su actual visita aunque tiene como cuadro ayudar las partes a aplicar la resolución 1701 para establecer el cese de las hostilidades, un buen paso hacia la calma y la estabilidad, pero como se sabe todo depende de las decisiones que se toman en Washington; en la zona no se espera tanto de él, encima de todo lo que ya ha hecho y lo que ya ha dicho anteriormente desde la sede de la ONU. Annan, como sabemos no dispone de una herramienta mágica para cambiar las realidades de la zona, una zona que vive unos momentos críticos muy turbulentos, para no decir que esta vez, todo el Oriente Medio, desde-Líbano Palestina y Siria y hasta Irak e Irán-, está atravesando uno de los peores momentos de su historia. (AD)

Mandan al diablo a Annan en Beirut
HARET HREIK, Líbano, AFPVarias decenas de seguidores de Hezbolá, con pancartas que pedían la gloria para el movimiento chiita y su jefe, Hassan Nasralá, acogieron este lunes por la tarde al secretario general de la ONU, Kofi Annan, entre las ruinas de la periferia sur de Beirut."¡Alá, Nasralá y nada más que la periferia!", gritaban decenas de seguidores del movimiento chiita mientras escoltaban a Annan entre las ruinas de las decenas de inmuebles derruidos por las bombas israelíes en el barrio de Haret Hreik, feudo de Hezbolá.El secretario general de la ONU visitó la zona en compañía del primer ministro libanés, Fuad Siniora, el ministro de Relaciones Exteriores, Fauzi Salluj, y algunos parlamentarios de Hezbolá, que está representado en el Parlamento de Beirut.En el barrio beirutí, donde antes de los bombardeos israelíes estaba el cuartel general del "Partido de Dios" (Hezbolá), al menos 192 edificios quedaron completamente destruidos por las bombas hebreas.

"Muerte a Israel", "Viva Siria", coreó la multitud cuando la caravana de Annan había abandonado ya el lugar."Que la ONU y Annan se vayan al diablo", exclamó Jamil Bachir Al Abed, uno de los habitantes del barrio en quien la visita del secretario general de la ONU sólo despertó la cólera."Que vea lo que la ONU y Estados Unidos hicieron; que vea toda esta destrucción", añadió señalando montañas de cemento en ruinas.Mientras tanto, un grupo de mujeres con fotografías de Nasralá denunciaban con rabia la colusión, en su opinión, entre Israel y Naciones Unidas.El secretario general de la ONU viajará el martes a Naqura, en el sur de Líbano, donde está la sede de la FINUL, y después a Israel y en los territorios palestinos. (La Hora): Source Link