sábado, 26 de agosto de 2006

EE.UU. investiga cómo utilizó Israel
sus bombas de racimo en el Líbano

EPA Submunición de racimo sin estallar en Aita el-Yebel, en el sur del Líbano
PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL
WASHINGTON. Entre los múltiples reproches -dentro y fuera de Israel- sobre la efectividad y proporcionalidad de las cuatro semanas de combates devastadores en el sur del Líbano, hay que contabilizar también una inusual pesquisa sobre el uso que las fuerzas militares israelíes han hecho de una parte del arsenal bélico suministrado por Estados Unidos. La investigación, iniciada por el Departamento de Estado, se centra en el lanzamiento indiscriminado de bombas de racimo, diseñadas para abrirse a una altura determinada y esparcir cientos de cargas explosivas. Con el agravante de que las submuniciones que no estallan en el momento del impacto se convierten en una especie de campo de minas.
El uso de tres tipos de esta munición anti-personal con origen estadounidense en múltiples zonas del sur del Líbano, según apuntaba ayer el New York Times, podría haber violado las regulaciones secretas que gobiernan esta privilegiada ayuda militar, parte de los 3.000 millones de dólares anuales con los que los contribuyentes de Estados Unidos subvencionan a Israel. Con todo, el consenso en Washington es que las pesquisas específicamente a cargo de la Oficina de Controles del Comercio de Defensa tienen muy pocas posibilidades de concretarse en sanciones permanentes. [+] Link ABC