martes, 20 de junio de 2006

Opinión
Ahí todo parece imposible
El viaje del presidente G.Bush, a Bagdad se manejó en el absoluto secreto, según las noticias. Irak es un escenario donde el enemigo es tan activo, por eso probablemente, el viaje que hizo el presidente no ha durado más que cinco horas, la visita a Bagdad ha sido calificada de sorpresiva, por extrema cautela y obvias razones de seguridad, Dan Bartlet, el asesor de la Casa Blanca, ha comentado sobre el asunto, diciendo “que sólo lo sabían el vicepresidente Dick Cheney, Rice, Rumsfeld y la primera dama,Laura.

Entre los motivos del viaje, no se descarta que ha tenido entre sus principales objetivos, expresar el apoyo al nuevo gobierno formado ahí y establecer o poner en marcha nuevos planes para el presente y el futuro de Irak, planes que, en teoría, el premier Nuri Al Maliki, pretende que puede llevar a cabo y ejecutar después de haber completado su gabinete de ministros. Junto con lo que le ofrecerá el Presidente Bush, como ideas y planes van a intentar explorar nuevas vías de reconstruir el país, y también como es lógico poner sobre la mesa nuevas estrategias para el futuro, principalmente buscar qué soluciones se pueden plantear y adoptar para conseguir la estabilidad y la seguridad.

No va a ser tarea fácil para el nuevo gobierno iraquí iniciar unas actividades normales en un entorno muy hostil y lleno de obstáculos, cómo se puede trabajar en medio de ruinas y escombros. Militarmente la tarea del nuevo ejército iraquí no parece que va tener mucho éxito, en medio de tantas complicaciones que caracterizan el conflicto que vive Irak, el trabajo del cuerpo militar sería un ejercicio duro o algo como una misión imposible. Todo el mundo está de acuerdo que la situación de seguridad que vive Irak es lamentable.

Después de cada explosión terrorista que se perpetra, hay que abrir investigaciones difíciles, ¿quiénes son los autores de las matanzas, y cuales han sido las motivaciones? Y toda la serie de preguntas e interrogaciones que hay que plantear e intentar responder después de cada atentado o ataque sangriento… Y más complicado todavía , a veces, como en los casos de ataques contra mezquitas, lugares históricos, santos símbolos religiosos o étnicos… ni los iraquíes mismos ni los servicios de inteligencia incluidos los servicios de los países aliados que operan dentro del país entienden lo que ocurre de verdad. Todo parece imposible.

Imposible de establecer la seguridad en medio de este caos que se ha instalado en Irak después de la invasión extranjera. Invasión que sólo una minoría de iraquíes sostenía, nadie en el mundo quería derrocar a Sadam por medio de fuerza militar y guerras. Los que se oponían sabían que toda la argumentación presentada era falsa. El resultado de la operación condujo al caos que hoy vive Irak.

La administración americana quiere salir de los pantanos en los cuales se ha metido, sabiendo que tras la aventura de la ocupación se cometieron innumerables errores, que enrabiaron a la población iraquí, muchísimos iraquíes se unieron a los movimientos de la resistencia porque no tenían otras opciones, otros lo hicieron porque perdieron sus trabajos o sus ocupaciones, etc.No obstante,de momento parece que la administración americana después de haber conseguido implantar un nuevo gobierno en Bagdad, todavía parece le quedan algunas opciones, primeramente apoyar a las nuevas instituciones políticas para evitar su parálisis en medio de un entorno muy hostil a los nuevos cambios efectuados.

Para ayudar a los nuevos dirigentes iraqíes,dentro de lo posible, a iniciar una nueva política de reconstrucción y restauración, se necesitan muchos esfuerzos; de inmediato hay que volver a poner en marcha todos los grandes trabajos para reconstruir el país, la creación, restauración o la renovación de tantas estructuras básicas destruidas por la guerra, siempre hay que creer en el futuro, el futuro es esperanza, quizás de esa manera, creemos nosotros que la situación ahí pueda mejorar y volver a la normalidad...es muy importante saber cómo instalar odren y seguridad ya que son entre otras pocas opciones que les quedan, -a los invasores- antes de anunciar o empezar su retirada.

Nuri Al Maliki hoy debe afrontar la resistencia iraquí compuesta de varias facciones organizada y orquestada probablemente para obligar a las tropas americanas y - los ejércitos de los aliados que quedan ahí- a retirarse lo más pronto posible y salir del país- o sino, no es difícil imaginar lo que en el futuro va a pasar; como indican los hechos, ellos, los que conducen la resistencia no van a cesar sus actividades guerrilleras y sus matanzas colectivas, parece que están determinados a continuar sus ataques para sembrar la agitación y el caos en las ciudades y territorios de Irak, hasta que consigan la victoria.

George Bush, después de haber terminado sorpresivamente su visita de casi seis horas a Bagdad. Al regreso, reflexionando sobre este asunto aseguró que "es imposible" terminar con la violencia ahí. Y en efecto como se ha observado “los insurgentes” han endurecido sus ataques mortales durante los últimos meses, como han mostrado además su consistencia de causar más muertes y daños, consecuencia de esta guerra inútil que estalló en 2003, y desde entonces no ha cesado la violencia… sin que pase un día en aquel país sin víctimas.

La violencia no da tregua, las jornadas sangrientas de la guerra en Irak ocupan las primeras páginas de la prensa internacional y los medios de comunicación globalmente transmiten cada día noticias e imágines tristes de la verdadera tragedia que vive el pueblo iraquí... los coches bomba y las matanzas diarias continúan sin cesar. Todo el mundo ha expresado y expresa su inquietud y desea que las cosas cambien un poco hacia mejor después de la desaparición de Al Zarqawi; pero desgraciadamente no, hay que reconocer que no está ocurriendo ahí como todos deseamos “Es imposible acabar con la violencia en Irak”, comentó el mismo presidente Bush a los periodistas que le acompañaban en su viaje. A.Axdiri (Tiempos de cambio)