domingo, 25 de junio de 2006

Opinión
Brecha de civilizaciones
No será una guerra de civilizaciones y aún menos una alianza de las mismas, pero lo seguro es que hay ya una antipatía, una grave desconfianza, una brecha difícil de colmar entre Occidente y el mundo islámico. Nunca las relaciones fueron un primor, colonialismo occidental mediante, pero las tragedias del 11-S de 2001 en Nueva York, y el 11-M español de 2004, más el posterior atentado en el metro de Londres marcan un cambio cualitativo a mucho peor entre el espacio judeo-cristiano y las tierras de islam. Lea + Link El Pais.es