martes, 6 de marzo de 2007

La VIII reunión y los focos de interés

A pesar de una relativa diferencia de posturas sobre el futuro estatus político del Sahara, el Gobierno español, ya ha acogido con interés la propuesta del plan de autonomía que Marruecos presentará a la ONU en vía de buscar una salida al contencioso del Sahara, y según el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación español, Miguel Ángel Moratinos: “cualquier propuesta para la solución de este conflicto tiene que "enmarcarse dentro de la legalidad internacional y de las Naciones Unidas".

Sin duda, uno de los focos de interés de esta cumbre bilateral, es el contencioso del Sahara, después de que Marruecos haya iniciado una gira para presentar a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y otros implicados en el conflicto, como España, su propuesta de un plan de autonomía para la zona, y según fuentes gubernamentales, tanto Zapatero como Moratinos comunicaron a la delegación marroquí, que acudió a presentar en febrero pasado su propuesta que ésta debería asumir el principio de toda solución dentro de la legalidad internacional.

La cumbre hispano-marroquí viene a consolidar más las buenas relaciones existentes entre las dos orillas, y coincide sólo una semana después del nacimiento el pasado miércoles del segundo descendiente de SM el rey Mohamed-VI, la princesa Lalla Jadiya. ¿Otra coincidencia feliz que marca esta cita de gran relevancia para los dos estados vecinos?

A Rabat han acudido ocho ministros españoles -Exteriores, Justicia, Interior, Fomento, Educación, Trabajo, Industria y Agricultura-, como prueba de la relevancia que se quiere dar a esta cita, la octava reunión de Alto Nivel. La última cumbre se celebró el 29 de septiembre de 2005 en Sevilla y Córdoba que abrió a los gobiernos de las dos estados una nueva página de lo que podemos llamar “una era nueva” llena de entendimiento, de diálogo y cooperación entre los dos lados y en todos los dominios.

Si los Dos Monarcas Don Juan Carlos y Mohamed VI han contribuido a estrechar las relaciones entre los dos reinos vecinos con un intercambio frecuente de visitas, la última a Marruecos ha sido realizada por Don Juan Carlos en enero de 2005 y en julio del año pasado 2006. Mientras el Presidente Rodríguez Zapatero, desde que llegó al poder, se ha entrevistado cuatro veces con el rey Mohamed-VI y cinco con el primer ministro Driss Jetú.

Diversos temas de gran interés para las dos partes serán tratados en esta cumbre de Alto Nivel hispano marroquí, y precisamente, como previsto, las discusiones se centrarán sobre temas de orden político y sobre asuntos de relevancia e interés para ambos países, como la cooperación económica, coordinación en la lucha antiterrorista, seguridad, justicia y incluso militar:

1.- Hay que recordar que Marruecos expuso al Ejecutivo de Zapatero su última propuesta el pasado 8 de febrero, cuando una delegación ministerial marroquí viajó a Madrid dentro de una gira por varias capitales europeas para presentar el plan de autonomía, que el reino de Marruecos tiene previsto llevar a la ONU en abril próximo, plan que en sus líneas generales, tiene como objetivo establecer la soberanía marroquí sobre los territorios saharauis recuperados tras los acuerdos de Madrid de 1975. Y aquí cabe mencionar que el último paso dado por España ha sido la carta que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, había enviado al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para que este organismo se involucre más en la búsqueda de una solución definitiva al contencioso del Sahara.

2.- La inmigración ilegal será uno de los principales asuntos de debate en la cumbre, según informa el Ministerio de la Presidencia en un comunicado a la prensa. España considera que Marruecos ha aumentado su cooperación en la lucha contra la inmigración ilegal y en lo relativo a los menores que arriban sin acompañantes al territorio español. Y como prueba de esta colaboración, la reducción del 60 por ciento del número de pateras que llegaron a España, según datos publicados por el Gobierno español.

3.- Otros asuntos sobre los cuales se rondarán el debate y la discusión, probablemente serían: el complejo problema del narcotráfico que perjudica a las dos partes, el crimen organizado, la cooperación judicial y el terrorismo, materia en la que España y Marruecos también creen que hay que ampliar y multiplicar sus esfuerzos para lograr una cooperación más eficiente que pueda responder a los crecientes desafíos y las constantes amenazas.

4.-En el plano económico, el objetivo es sentar las bases para aumentar la presencia comercial en Marruecos, el país más cercano a España hacia el sur. Las exportaciones españolas crecieron un quince por ciento en 2006, lo que consolidó al régimen de Rabat como el primer mercado de ventas de África. Sabiendo que España es el segundo proveedor de Marruecos, por detrás de Francia. En cuanto a inversiones, España también ocupa el segundo puesto por detrás de Francia, con más de 500 empresas instaladas en Marruecos.

5.- Contribuye al buen clima con que se va a celebrar la cumbre entre los dos estados, el acuerdo de pesca firmado por Marruecos y la UE el pasado 26 de febrero, acuerdo que beneficia con notoriedad a la flota pesquera española y que permitirá faenar a 119 barcos europeos, cien de ellos españoles.

6.-Se intentará impulsar el proyecto de enlace fijo ferroviario a través del Estrecho de Gibraltar, a la nueva conexión eléctrica y a los programas de cambio de deuda por inversiones, entre los que destaca el crédito destinado a construir un parque eólico en Tánger.

Y finalmente se espera que la cumbre concluya con una declaración en la que se resumirá la situación de las relaciones bilaterales y los asuntos tratados entre los dos países vecinos. Y, si en la rueda de prensa tras reunirse con su homólogo marroquí, Mohamed Benaissa, Moratinos animó a las partes --Marruecos y el Frente Polisario-- a que dialoguen "directamente" para alcanzar una "solución definitiva y duradera dentro de la legalidad internacional y en el marco de las Naciones Unidas, organización que debería estudiar "todas las propuestas", obviamente Marruecos junto a España, Francia y sus demás múltiples interlocutores a nivel regional e internacional quiere que se haga un paso hacia adelante para salir del statu quo o la situación del contencioso que tras más de tres décadas sigue estancada en la misma posición.