viernes, 16 de marzo de 2007

Detención de 18 personas vinculadas al atentado contra un cibercafé en Casablanca

Dieciocho personas han sido detenidas por su presunta relación con los dos autores de la explosión terrorista que se produjo el pasado domingo en un cibercafe en Casablanca, según fuentes gubernamentales.

Como se ha lanzado la búsqueda de otros seis individuos por su presunta implicación en este acto terrorista en el que se inmoló un kamikaze y otro resulto herido, añadió el ministro de interior, Chakib Benmusa, en su intervención durante la reunión semanal del Gobierno.

El ministro señaló también que las investigaciones han revelado que el suicida preparaba su proyecto desde noviembre pasado a través de la constitución de un grupo compuesto por ex detenidos originarios del barrio Sidi Mumen de Casablanca, según indicó el portavoz del Gobierno, Nabil Benabdelah en una rueda de prensa al término de la reunión del Gabinete.

El grupo iba a atacar entre otros objetivos instituciones y zonas económicas de la ciudad, explicó el responsable marroquí, antes de recordar que una cantidad de explosivos ha sido confiscada en un piso del barrio Mulay Rachid en menos de dos días después de este crimen terrorista. Benabdelah hizo hincapié en la amplia movilización de las autoridades con el fin de sensibilizar a los ciudadanos sobre las eventuales amenazas terroristas y la estrategia de seguridad adoptada que, dijo, responde a las exigencias y a las dificultades actuales.

A este respecto, se congratuló por la eficacia de las intervenciones de los servicios de seguridad y por la vigilancia y el elevado sentido de patriotismo que demuestran los ciudadanos para hacer frente a los peligros terroristas. La opinión pública será informada con toda transparencia de la evolución de este asunto, puntualizó el ministro del Interior, citado por el portavoz del Gobierno.
La experiencia demostró, de forma concreta, que la lucha contra el terrorismo requiere la implicación y la movilización de todos los protagonistas, es decir las autoridades concernidas, las organizaciones políticas, la sociedad civil, los medios de comunicación y los ciudadanos, insistió el ministro.