lunes, 12 de marzo de 2007

España recuerda el 11 M en medio de debate, confrontación y divisiones políticas

España recuerda el 11 M
Si España recuerda los atentados de la matanza del 11 M con un homenaje a las víctimas, con tristeza y dolor, 3 Años después de los lamentables atentados terroristas, sin embargo el tema de la política antiterrorista ha vuelto de nuevo a sembrar la división entre los principales líderes de los dos grupos políticos mayoritarios del país y como hemos podido observar cada formación política quiere dar a sus actuaciones una interpretación razonable en un intento de convencer de momento a la opinión pública y explicar a los españoles lo ocurrido y lo que ocurre para fines partidistas. Y si el gobierno defiende sus posturas, es, porque como todo gobierno tiene que asumir sus responsabilidades a la hora de tomar ciertas decisiones difíciles. No sé qué serán las reacciones de los españoles ante este juego político que empieza a dividir seriamente a los españoles en la práctica de la "democracia a la española", dado que los intereses políticos no tienen nada que ver con el verdadero civismo o los principios morales.
El diario español El País del 12.03.2007, escribe:
El Secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha reprochado hoy el presidente del PP, Mariano Rajoy, no haber dedicado ni una palabra a las víctimas de la guerra de Irak y del atentado del 11-M, durante el discurso que pronunció ayer en la manifestación que el principal partido de la oposición protagonizó contra la decisión del Gobierno de conceder la prisión atenuada al etarra Iñaki de Juana Chaos.
.El número de manifestantes -337.000 personas, según los cálculos de El PAÍS, 342.000, según la delegación del Gobierno, y 2.125.000, según la Comunidad de Madrid- fueron "la mitad de los que han muerto en la guerra de Irak", según Blanco, que también ha lamentado que el líder del PP no dedicara "ni un sólo minuto" a las víctimas del 11-M en su discurso.
Por su parte, Rajoy ha participado esta mañana en el homenaje a las víctimas del 11-M, tres años después de la matanza. Al término del acto, el líder del principal partido de la oposición ha defendido la protesta de ayer, un acto "absolutamente cívico y democrático", donde la gente "expresó su indignación de una manera muy serena y pidió un cambio en la política antiterrorista".
El máximo representante del PP ha defendido a los participantes en la protesta, cuya indignación se debía a "algunas decisiones que no son aceptables en un país democrático". "La gente pidió un cambio en la política antiterrorista. La manifestación fue una demostración de civismo, de democracia y del ejercicio de un derecho de una manera tranquila y civilizada", ha señalado.
Las escenas de confrontación entre los dos grupos políticos mayoritarios del país volverán a repetirse esta semana en el Congreso de los Diputados, donde tendrán lugar hasta siete debates sobre la concesión del segundo grado penitenciario al etarra. El martes, tres días después de la manifestación, el Grupo Popular abrirá su ofensiva forzando una votación en la sesión plenaria sobre la decisión de Interior.
Más información
El Gobierno acusa al PP de "romper las líneas rojas del juego democrático"
Vídeo: Blanco reprocha a Rajoy su olvido de las víctimas de Irak y del 11- M