martes, 5 de diciembre de 2006

'Conflicto Global' en videojuegos

'Conflicto Global': Palestina, Darfur en videojuegos
Estamos viviendo los primeros años del siglo 21. Una época que se caracteriza con numerosas mutaciones y notables cambios que no cesan de dejar sus huellas en nosotros transformando nuestra vida y también nuestro comportamiento. Aquí, nos referimos particularmente al mundo de la creación y las innovaciones tecnológicas en los dominios del -audio-visual, Internet y las telecomunicaciones, la informática y las nuevas tecnologías-; hasta el punto, que no pasa un día sin que nos llegue una gran variedad de novedades de todo tipo, entre las cuales, nuevas herramientas y aplicaciones en múltiples dominios que, -sin exageración- sólo hace una década pertenecían al mundo de la ficción o los filmes de James Bond- innovaciones futuristas que a veces sobrepasan – de verdad y francamente- los límites de nuestra imaginación.

De nuestra parte, siempre nos han atraído y nos atraen muchísimo las nuevas tendencias tecnológicas y los avances científicos en general, con lo que habitualmente conllevan de útil y positivo. El lado sociopolítico que deriva de este tema, es la parte que más nos preocupa, dado el gran impacto que suelen dejar las innovaciones técnicas sobre la sociedad en general y la sociedad de la información en particular. La influencia tanto positiva como negativa en el comportamiento humano a nivel individual y/o colectivo es enorme dado que estos avances afectan enormemente los consumidores a escala global, hasta que hoy día no podemos imaginarnos cómo podríamos existir sin los teléfonos móviles o sin Internet, Comunicaciones online, audio-video, o sin prensa digital.

Herbert Marshall McLuhan fue el primer autor en hablar del mundo como una “aldea global” y de la humanidad como una “tribu planetaria” en los años sesenta. Pero A pesar de que él no ha llegado a conocer Internet ni la revolución microinformática, sus análisis resultaron proféticos”. Los medios de comunicación de masas han convertido al planeta en una aldea, una gran aldea planetaria pero ‘aldea al fin y al cabo’. Este concepto, por su indudable pertinencia, ha sido largamente empleado, aunque nunca ha dejado de tener detractores.

En este contexto entran los videojuegos de temática política que están de actualidad en el mercado internacional. El último en llegar es Conflicto Global: Palestina, tras el éxito relativo que tuvieron anteriormente, unos videojuegos de este nuevo género como ‘Darfur is dying’ (Darfur está muriendo) concebido por el canal internacional de música MTV.

En el Conflicto global: Palestina {un juego donde su personaje principal, un periodista, tendrá que recorrer virtualmente Israel y Palestina para conseguir su noticia. Durante el desarrollo de la acción, el jugador tendrá que caminar alrededor de una ciudad que se parece a Jerusalén e interactuar con la población. Al tiempo que el conflicto se intensifica, la situación se complica cada vez más y expone algunas de las razones por las cuales la violencia aumenta…Uno puede tomar un ángulo pro palestino, una perspectiva equilibrada o una posición a favor de Israel}, dijo Simon Egenfeldt-Nielsen de Juegos Interactivos Serios.

Algunos presentadores de este nuevo género de videojuegos, dicen que jugar “es la forma más efectiva de enseñarle a las personas situaciones complejas y mantenerlos comprometidos con la realidad”. Aunque al mismo tiempo se teme que el videojuego pueda verse como una forma de ‘frivolizar’… con un tema que tiene otras dimensiones históricas y políticas complejas muy serias.

Está previsto que esta forma de implicar a millones de usuarios e internautas a nivel global –que de su parte podrían participar en el videojuego- que se va a lanzar a los mercados a principios del 2007, pese a todo lo que se murmura y se dice no podemos avanzar nada sobre el futuro de la causa Palestina que a lo largo de más de cuatro décadas no ha cesado de hacer correr mucha tinta .Este tipo de videojuego online fue puesto en la Red, por primera vez, a principios de este año y ya ha atraído a más de 700.000 jugadores. Según BBC. News, cientos de jugadores, que participaron en ‘Darfur is dying’ enviaron correos electrónicos a políticos solicitando urgentemente que se tomen medidas para detener la crisis humanitaria en Darfur (Sudán).

Cada día es más habitual que los videojuegos centren sus tramas en realidades socio-políticas, aunque pocas veces lo hacen abordando temas de actualidad. Dado que hasta ahora, lo más común que se utilizaba en los videojuegos trataba de temática bélica presentando acciones y enfoques históricos, como lo demuestran numerosos títulos de videojuegos de acción en primera persona ambientados en la II Guerra Mundial. Ahora bien, es muy probable que incluso la Guerra Civil española se verá pronto plasmada en los videojuegos en un futuro próximo.

Más allá de Palestina, Darfur y los videojuegos
Partiendo de nuestras convicciones, parece una buena idea abordar temas de actualidad de carácter sociopolítico o conflictos bélicos ambientados o basados sobre temas ardientes como la tragedia de Darfur o Palestina, la hambruna en los países africanos, entre larguísima serie de crisis y problemas que vive la humanidad en nuestros tiempos, no obstante, si consideramos que de otro lado y viendo que diariamente, los canales de televisión y los medios de información, incesablemente nos acercan de las más ardientes situaciones trágicas y nos inundan con imagines, sufrimiento y dolor, pero en vano, aunque relativamente pueden ejercer presiones sobre los líderes políticos, no pueden en efecto solucionar nada ni cambiar las situaciones, como desearemos que cambien o mejoren.

Nadie desea que las crisis tienen que seguir siendo crisis o convertirse en conflictos eternos. Plasmarlos en los videojuegos, por lo tanto sí que es una excelente idea, pero al mismo tiempo expresamos nuestro rechazo categórico: "no a su consagración comercial al precio del sufrimiento de las víctimas que realmente viven situaciones trágicas y atraviesan momentos difíciles, como es el caso del pueblo palestino que vive bajo la ocupación. Porque en realidad y lamentablemente estos conflictos están enraizados en las complicadas relaciones de intereses y complejas estrategias internacionales que están en manos de grandes potencias que llevan las riendas del máximo poder a nivel global, lejos de los valores humanos como la justicia, derechos humanos, o/y el derecho de los pueblos a la liberación… y digámoslo francamente, aquellas grandes potencias, como se dice en el lenguaje de las complicadas relaciones internacionales, sólo "les preocupa guardar sus intereses estratégicos comunes, más allá de Darfur y los videojuegos, y más allá del Conflicto Global en Palestina, Irak, Líbano, o en otros lugares del mundo.