domingo, 4 de noviembre de 2007

Zapatero dice que la relación con Marruecos sigue siendo "muy buena"

El presidente confía en que la visita de los Reyes sea sólo un traslado de afecto de los monarcas a ceutíes y melillenses

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, elude polemizar tras la respuesta de Marruecos al viaje que los Reyes realizarán mañana y el martes a Ceuta y Melilla y subraya el deseo de los Monarcas de trasladar «afecto» a los ciudadanos de ambas ciudades.

«Los Reyes hace tiempo que tenían un interés por estar en Ceuta y Melilla. Los ciudadanos de Ceuta y Melilla tenían unas enormes ganas de trasladar su afecto a los reyes, fue una de las cosas que pude comprobar en la visita que hice a ambas ciudades como presidente del Gobierno. Se hace ahora porque alguna vez se tiene que hacer», explica el jefe del Ejecutivo en una entrevista que publica este domingo el diario 'Público'.

El presidente destaca que las relaciones con Marruecos son «muy buenas y van a seguir siendo muy buenas». «No voy a hacer ningún comentario sobre alguna reacción que ha habido. Los reyes van a ir y van a ir sobre todo a trasladar afecto a los ciudadanos de Ceuta y Melilla», sentencia sobre este asunto.

En referencia a la sentencia del 11-M, Zapatero considera que la resolución judicial es «de gran trascendencia en la lucha contra el terrorismo» y que está «muy fundamentada en los hechos probados». «La sentencia -añade- afirma que los autores son asesinos pertenecientes a redes islamistas radicales de la yihad, por cierto hace una afirmación bastante similar a la que yo hice en la Comisión de Investigación el 13 de diciembre de 2004. Esos autores son los mismos que atentaron en Londres, en Bali o en las torres gemelas de Nueva York. Pertenecen al terrorismo radical islamista».

En este sentido, el presidente cree que la sentencia es «demoledora» para los impulsores de la llamada 'teoría de la conspiración' y ve «poco comprensible» la actitud del PP. «La mejor manera de contribuir a la investigación judicial es apoyar el trabajo del juez instructor y de la Policía y la Guardia Civil. Además, políticamente han sido casi tres años perdidos para el PP, porque necesitamos que haya un gran consenso y unidad frente al terrorismo en general y, en particular, el islamista. Deseo que la sentencia sirva de lección para todos y que pasemos página, que aprendamos la lección», subraya.

Sobre la crisis ferroviaria en Cataluña y la polémica gestión de su ministra de Fomento, el jefe del Gobierno afirma que «hubiera sido poco razonable provocar un cambio en el Gobierno ahora».

«Lo último que me importa es inaugurar nada. He inaugurado poco, a veces he dicho que no a inauguraciones y lo que nunca se me ocurrió es inaugurar una traviesa de tren como hizo el PP o las obras de un aeropuerto. Nunca pondremos en marcha la alta velocidad si no está perfecta», concluyó.
Comparte esta noticia
Digg!