martes, 6 de noviembre de 2007

Ceuta y Melilla en el corazón de los “dos pueblos”

Ceuta y Melilla en el corazón de los "dos pueblos"
A.Axdiri

Si la visita de Juan Carlos a Ceuta y Melilla ha provocado una oleada de protestas, manifestaciones y rechazo en Marruecos, y en España, entusiasmo patriótico y alegría, para nosotros todo aquello se esperaba, es algo que el Rey reye de España sabía y tenía en cuenta cuando tomó la decisión de venir avisitar las dos "ciudades autónomas", como son consideradas por los españoles.


Si la visita de Juan Carlos a Ceuta y Melilla ha provocado una oleada de protestas, manifestaciones y rechazo en Marruecos, y en España, alegría y agobio por este acto, para nosotros todo aquello se esperaba, es algo que los reyes de España sabían cuando decidieron venir a las dos ciudades autónomas –como son consideradas por los españoles.

De otra parte queda entendido que el pueblo marroquí pese a lo que dicen los españoles o lo que sienten hacia las dos ciudades bajo su ocupación, siempre Ceuta y Melilla siendo ubicadas en pleno territorio del Reino de Maruecos, ningún marroquí aceptaría o aceptará que España pueda seguir su ocupación allí para siempre aunque pasen siglos y siglos. El curso de la historia es así. La liberación es sólo cuestión de tiempo. Como los musulmanes tuvieron un día que salir del paraíso perdido, el Andalus, los españoles - por lo cierto, no hoy- pero vendrá un día en que se verán obligados a salir de las dos "enclaves " y entregarlas a Marruecos.

Si el Gobierno español actual dice que Marruecos es un país amigo, muchos españoles en realidad no piensan así. Entre ambos países vecinos hubo momentos de enfrentamiento e incluso guerras atroces como la guerra del Rif en los años 20, a veces se estallaron crisis diplomáticas interminables entre ambos lados, como hubo tiempos durante los cuales cesan las hostilidades y todo vuelve a la normalidad.

Esta vez España impulsada por las tensiones internas que viven los dos grupos o fuerzas políticas en su carrera frenética hacia el poder, sorprendentemente en buena sintonía y acuerdo con el monarca español, ignorando las reacciones del país vecino, en favor de una campaña electoral antecipada, empezando desde Ceuta y Melilla, enviando así -con este gesto de agresión contra Marruecos-, múltiples mensajes a la ciudadanía española: Por eso el jefe de la diplomacia española, porque comparte toda la responsabilidad de esta movida, intentó e intenta evitar polémica con Marruecos, sabiendo que ya existen enormes divergencias entre los dos estados vecinos y cuando comenta sobre la visita real diciendo: “pese a lo que califica Marruecos de "lamentable y provocación" , para no entrar en los detalles, dice él que las relaciones con Marruecos siguen siendo buenas. Moratinos teme o ve que en el caso contrario o quizá si se complicaran las cosas o se ponen feas entre los dos países, siente o sabe que serían sus adversarios del PP, los primeros a criticar la política exterior del Gobierno del que él es primer responsable.Comparte esta noticia
Digg!