jueves, 8 de noviembre de 2007

La “movida” del Rey Juan Carlos…y la reacción marroquí

No todos los españoles ven el mundo de la misma manera que el líder de la oposición Mariano Rajoy. Este señor, quizás, es y posiblemente será el último dinosaurio y descendente del pensamiento colonialista en la península. No sabemos por qué se ciega a ver las cosas en frente de sus ojos y por tanto se ciega a ver tantas y tantas cosas... por qué no puede ver dónde se sitúan las dos ciudades: Ceuta y Melilla. No sabemos qué dirá ni cual sería su respuesta si le preguntaran donde se sitúa: Gibraltar por ejemplo.

No es algo sorprendente, si asumamos un poco de cerca al pensamiento colonialista, indiscutiblemente, todos sabemos que de hecho fue lamentablemente siempre irracional, no tiene ninguna importancia si Gibraltar estaría situado en el sur de Inglaterra o España, es asunto o simple cuestión de una percepción un poco ajena a la razón porque se opone a la realidad y al sentido común por eso y durante siglos Gibraltar sigue siendo dominio británico y Ceuta y Melilla españolas. No importa si entre paréntesis Gibraltar es tierra ibérica y por supuesto territorio español; pese a todas las teorías torcidas y lejos de ser coherentes en cuanto a la realidad, teorías que pertenecen al viejo y triste pensamiento colonial.

Y como un buen día Gran Bretaña decidió salir de Hong Kong tras largas negociaciones con China y como Portugal también hizo lo mismo y entregó Macao al pueblo de Macao…No tardará el día en que Gibraltar volviera a ser entregado a España y paralelamente en esta misma lógica –si se desea y, en definitiva enterrar el pasado y poner fin a la era colonialista- Ceuta y Melilla, pese a lo que dice Mariano Rajoy o el presidente Aznar o los que piensan como ellos, -cuando saben ellos mismos que rotundamente se equivocan- a la hora de decir que “las ciudades ubicadas en pleno territorio marroquí son españolas” a todos aquellos que les falla la razón y la lógica, les recordamos que tarde o temprano las dos ciudades serán devueltas pacíficamente a Marruecos y conocerán sin duda el fin de la ocupación y les espera el mismo destino que las demás bastiones liberadas.

Ahora bien, a nuestro juicio todo es cuestión de tiempo. Y desde esta perspectiva nos parece en realidad que la visita real a Ceuta y Melilla considerada en España como histórica, aunque en efecto si y así “ha sido”, la movida del Palacio hacia las dos ciudades de África, y movida sobre todo respaldada por el Gobierno español suscita un sinfín de preguntas. ¿Qué hay detrás de la visita y que lecturas se pueden hacer a propósito de ella y de su timing? La visita real, dicen los medios de comunicación y la prensa ibérica: “aunque no estaba programada, los ceutíes y los melillenses la esperaban desde hace mucho tiempo”. Otra interrogación, ¿Y por qué España ha elegido el timing de llevarla a cabo en estos momentos y no antes?

No obstante, el momento histórico elegido por parte de los españoles es bastante significativo y bien oportuno. Algunos analistas señalaron de dedo a los fructuosos acuerdos que firmaron Sarkozy y Mohamed VI. A este asunto hay que añadir que España venía observando la situación política en Marruecos de muy cerca. Tras las elecciones llegó al poder el Gobierno actual, el gobierno más criticado de la historia del país. Los medios de comunicación y la prensa nunca cesaron de criticar al Primer ministro Abbas El Fassi del partido nacionalista El Istiqlal nombrado recientemente por Mohamed VI.

España -a nuestro juicio- nunca interviene a favor del pueblo marroquí, o para que las cosas se hagan mejor en el país vecino.Desde siempre se observó su indeferencia total. Siempre cedió terreno a Francia desde los tiempos en que Marruecos fuese protectorado bajo el dominio de las dos fuerzas colonialistas de la época. Y encima de aquello durante más de 30 y tantos años que duró el reinado de Hassan II, el Rif y toda la región norteña sufrió y sufre hasta hoy día terriblemente del abandono – a todos niveles- y cabe admitirlo aquí, gracias a la inmigración hacia Europa occidental, los rifeños y la gente del norte en general pudieron vivir y pudieron enviar dinero al país para alimentar a sus niños y sacar a sus familias de la verdadera pobreza y la miseria absoluta, siendo los habitantes de la zona norte desde el tiempo del protectorado español, víctimas de las dos capitales Madrid y Rabat.

Entre España y Marruecos nunca existió la verdadera amistad. Marruecos no habla español. Marruecos en realidad es el jardín trasero de Francia junto con Argelia y Túnez. Entre Madrid y Rabat aunque se firmen mil acuerdos de buena vecindad, de cooperación y desarrollo, bla, bla…En breve la corriente nunca pasa. El diálogo diplomático es obviamente pura hipocresía y pura falsedad. Dicho todo esto es posible que aún no hacemos la aproximación justa de la verdad, ciertamente excepciones hay o hayan de tener lugar y tiempo y no tenemos que exagerar-por este motivo- mucho.

Mientras a lo largo de tantos años y de estabilidad y de relaciones normales o al menos de no tensión pero no acercamiento tampoco ni relación de verdadera cooperación.¿Qué se ha podido observar desde 1975? o sea desde que España -en momentos de debilidad política, en los primeros instantes de la transición tras la muerte de Franco-, el rey Don Juan Carlos mismo y su Gobierno en aquél tiempo entregaron a Marruecos las provincias del sur o el llamado “Sahara Occidental” bajo la presión de la Comunidad Internacional y la organización de la Marcha Verde por el rey Hassan II, acto histórico y hecho que recuerda hoy nostálgicamente -España- y posiblemente los Reyes - al iniciar su visita a Ceuta y Melilla en la misma fecha que coincide con el mismo día, el 6 de noviembre hace más de tres décadas.

En cuanto a la buena diplomacia y las “excelentes relaciones” existentes- de las cuales hablan algunos para no abrir la herida más en referencia a las declaraciones que se repiten tanto por este motivo de los dos lados tanto el español como el marroquí, es algo inútil para nosotros que apenas tiene sentido, mientras, en la tela de fondo, lo que en realidad vemos es la sombra de una verdadera crisis ya instalada, y la falta de entendimiento mutuo entre Rabat y Madrid.

3 comentarios:

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ali Al Axdiri dijo...

Hay que darle gracias al administrador de este blog por haberle permitido la publicación de tu comentario que no dice nada. Es triste comentar sin decir en absoluto algo seacpositivo o negativo.Respeco a lo del Rey Juan Carlos y el triste incidente con Presidente Chaves,nada tiene que ver con usted y tu patriotismo de triste tendencia colonialista.Cabe todo el respeto al rey Juan Carlos,pero fíjate si él tiene por lo manos la autoridad de actuar de la manera...

Pero...Sr.Filomenos quién piensas que eres y con quién te nivelas, para poder mandarles a los demás de callar.

Podríamos optar por no responder, pero, siendo idealistas hay que enseñar algo cuando es necesario hacerlo para ayudar a mejorar un poco el nivel.