martes, 27 de febrero de 2007

Plan de autonomía

Antes de exponer el proyecto ante la comunidad internacional de “la autonomía que Marruecos quiere presentar como solución viable para el futuro del Sahara”, un proyecto que podría ayudar a todas partes concernidas a salir del callejón sin salida. Una delegación marroquí encabezada por Chakib Benmusa, el ministro de Interior, había iniciado desde Paris una ronda diplomática por algunas capitales europeas, con el objetivo de coordinar con los europeos todos los pasos de esta nueva iniciativa política que Marruecos presenta como un nuevo plan elaborado inicialmente sobre criterios internacionales en materia de autonomía', un plan flexible y abierto a las negociaciones, concebido para que sea aceptado-como se espera- por todas partes.

La comunidad internacional ante la situación estancada en los territorios del Sahara después del fracaso de los anteriores planes por ser rechazados por unos o por otros, posiblemente puede apoyar “la idea” que Marruecos propone con la intención de alcanzar un arreglo mediante las negociaciones con Argelia y los separatistas saharauis del POLISARIO. Aunque de momento el “Plan de Autonomía para el Sahara”, todavía está en su primera fasescomo proyecto político, Marruecos piensa que es una buena idea presentar sus grandes líneas generales antes de completar su elaboración definitiva para presentarlo en las próximas semanas que vienen ante la organización de la ONU.

La delegación gubernamental que presidió el ministro del interior marroquí empezó esta ronda de encuentros internacionales por Paris, Madrid y Londres, una campaña diplomática que aparentemente tiene como misión presentar el borrador del proyecto de autonomía diseñado por Marruecos para la antigua colonia española, o como podemos deducir simplemente, los responsables marroquíes, antes de exponer el borrador de este proyecto a nivel internacional querían saber qué opinan de esta nueva iniciativa los dos grandes países amigos de Marruecos, (Francia y España) los dos que mejor conocen los problemas de la región.

Según explicó el 1 de febrero en Rabat el portavoz gubernamental marroquí, Nabil Benabdelah, el plan, con el que Marruecos intenta buscar una salida al estancamiento del contencioso sobre la soberanía del Sáhara, este nuevo plan de autonomía se resume en tres ejes principales:
1º- La soberanía de Marruecos sobre los territorios liberados del Sahara',
2º- Las 'particularidades sociales y culturales' del territorio.
3º- Los 'criterios internacionales en materia de autonomía'.
Benabdelah no precisó qué competencias se otorgarán en ese borrador a las instituciones autonómicas y anunció la apertura de la fase de consultas, que abarcarán a los partidos políticos, a los notables y representantes de las tribus saharauis, y a la comunidad internacional.

La ronda de la presentación del plan comenzó el 5 de febrero en París, donde el ministro de Interior marroquí presentó el proyecto al presidente francés, Jacques Chirac. La delegación marroquí no hizo entonces comentarios a los medios de comunicación, sólo un portavoz de la Presidencia francesa, aunque tampoco quiso entrar e los detalles del plan, apuntó que Chirac agradeció 'haber recibido el primero las reflexiones marroquíes sobre el futuro del Sahara y el plan que las acompaña', que calificó de 'constructivo'.

Anteriormente, Jali Hana Uld Errachid, Jefe del Consejo Real sobre el Sáhara en una entrevista concedida al diario El País, en el que dijo que "La única solución viable en el Sáhara es la autonomía” y diplomáticamente el jefe del Corcas respondió a una serie de preguntas del diario español, defendiendo el plan de autonomía, a continuación citamos algunas:
“P. Los miembros del Corcas han sido designados, no elegidos. ¿No empieza la democracia, la autonomía, por una elección libre?
R. La nuestra es todavía una sociedad tribal. El Corcas no es un órgano elegido, pero es una fotografía fiel de la sociedad saharaui. Están los alcaldes, los diputados, los chiujs (notables), los miembros de la sociedad civil más representativos. Lo importante es que estén dentro todas las sensibilidades.”

“P. ¿Por qué los saharauis no pueden elegir en las urnas entre autonomía o independencia?
R. Es un problema complejo. No se pueden aplicar en el Sáhara esquemas que prevalecen en otras zonas del mundo. El Sáhara no coincide con el espacio tribal saharaui. Las 34 tribus saharauis están repartidas por un territorio de un millón de kilómetros cuadrados que abarca desde Guleimin [sur de Marruecos] hasta el noreste de Mauritania pasando por el suroeste de Argelia e incluso una parte de Malí. ¿Por qué se podrían autodeterminar los saharauis marroquíes y no los argelinos? Sería injusto para Marruecos.”

“P. Porque en África se han respetado las fronteras heredadas de la colonización por absurdas que sean.
R. Y por eso se han producido decenas de guerras. Es lo que queremos evitar. Un micro Estado suscitaría un sinfín de peleas entre tribus por los recursos. Sería un segundo Darfur en África. La única solución viable es la autonomía.”

Ante la intención de Marruecos de abrir una nueva página con la propuesta de este plan que Jaques Chirac ha calificado de “constructivo”, los separatistas respaldados por Argelia no han tardado de expresar su rechazo a un eventual plan de autonomía para los territorios e insistiendo volver a organizar el referéndum como solución.

Ahora bien para nosotros que reflexionamos independientemente creemos que sería en beneficio de todas las partes sacar alguna lección de la larga historia de este contencioso que sigue preocupando a todos tras más de tres décadas (31 años) de luchas y campañas diplomáticas sin llegar a encontrar salida. Finalmente añadimos a lo que dijo el Jefe del CORCAS que conoce a fondo el problema del Sahara: Que la solución que se planteaba antes, sobre todo por Argelia ya no es posible ni aceptable, porque - Un micro Estado suscitaría un sinfín de peleas entre tribus por los recursos ”- sin hablar de otros factores geopolíticos que impiden la creación de este tipo de Estado en esta zona del Magreb.