miércoles, 14 de febrero de 2007

La Eurocámara condena los vuelos secretos de la CIA

Este es un informe que no permite que nadie mire para "el otro lado". Debemos de permanecer en alerta para que lo ocurrido en los últimos cinco años no vuelva a pasar.(Giovanni Fava, eurodiputado promotor del informe)
La Eurocámara, ha condenado a 14 países europeos por complicidad con los vuelos secretos de la agencia de inteligencia de Estados Unidos, la CIA. El informe, aprobado este miércoles por el Parlamento Europeo, acusó a países como el Reino Unido, Alemania, Polonia, Italia y España de haber permitido trasladar en aviones de la CIA sospechosos de terrorismo a países donde se práctica la tortura, y condenaron precisamente el hecho de haber permitido en el marco de lo llamado guerra antiterrorista que numerosos detenidos europeos hayan sido trsladados al campo de concentración de Guantánamo.
( La votación ha resultado en total, 382 europarlamentarios a favor de esta medida, mientras 256 lo hicieron en contra y con 74 abstenciones)
Eurodiputados del bloque de centro-derecha -el más numeroso en la Cámara- denunciaron que el informe tenía motivaciones anti estadounidenses y que la investigación duplicó las causas que había investigado el Consejo de Europa, que vela por los derechos humanos.

La resolución no acarrea consecuencias legales pero analistas afirman que ayudará a desvelar más pruebas y acelerará las investigaciones que ya están avanzando en algunos países. El año pasado, el legislativo europeo creó un comité para investigar este tema, que salió a relucir en noviembre de 2005 en el diario estadounidense Washington Post.

El informe denunció que más de 1.250 vuelos de la CIA utilizaron el espacio aéreo y hasta algunos de los aeropuertos europeos para traslados de sospechosos, incluyendo algunos ciudadanos europeos arrestados ilegalmente en la Unión misma.

La investigación concluyó que hubo insuficiente supervisión parlamentaria de los servicios de inteligencia europeos, y propuso la creación de comisiones independientes. Además, denunció la falta de colaboración de diversos gobiernos europeos durante la investigación. "Este es un informe que no permite que nadie se haga de la vista gorda. Debemos de permanecer en alerta para que lo ocurrido en los últimos cinco años no vuelva a pasar", afirmó el promotor del informe y eurodiputado socialista, Giovanni Fava, que añadió que la investigación sacó a la luz muchas pruebas.

El comisario europeo de asuntos judiciales, Franco Frattini, afirmó que la Comisión Europea tomará acciones tras este informe, aunque éstas sean incómodas. Pero también pidió el relanzamiento de las relaciones con Estados Unidos y que los europeos sigan colaborando con sus colegas estadounidenses.