martes, 6 de febrero de 2007

Extremismo sin límites

Al Qaeda, posiblemente por extenderse hacia los países del Magreb, quiere probablemente pasar a jugar otros papeles en su lucha contra su enemigo principal el (Occidente), liderado por la administración americana actual que llama a la destrucción de los países islámicos. Según Aman Bin Othman, líder del grupo combatiente islamista libio en una entrevista con el diario argelino (noticias de Argelia), “Al Qaeda no tiene planes de llevar más ataques contra las autoridades magrebíes”

Los países del Magreb Árabe aunque alejados geográficamente de los conflictos de Oriente Medio, en Irak, Líbano y Palestina, en absoluto aquello –no indica- que de hecho se encuentren apartados de la realidad que se vive allí. Todo lo que sucede en el Machrek árabe tiene obviamente impacto e influye en el lado occidental del conjunto de los países árabes, el Magreb árabe, a pesar de que no participa y no está directamente amenazado por Israel o las fuerzas de ocupación de los aliados, de hecho, aunque siendo geográficamente alejado el Magreb del epicentro del verdadero conflicto y las confrontaciones directas no está a salvo de las corrientes de tensión que se viven en esa perturbada parte de la dividida “Nación Arabe”.

Mientras Edwin Baker, el experto en terrorismo e investigador holandés (del instituto Kleinendal de relaciones internacionales) asegura que, Al-Qaeda ya no es la Organización terrorista el motor promovedor del terrorismo en Europa, y las células y las organizaciones terroristas que amenazaban a los europeos ya no reciben las ordenes de Bin Laden…En este momento Aman Bin Othman, líder del grupo combatiente libio ha anunciado que la era de las células jihadistas en Europa ya se acabó porque éstas han llegado a ser bien conocidas por los servicios de seguridad occidentales.

Esta nueva realidad es lo que explica el cambio de estrategia de Al Qaeda, por el hecho de haber anunciado la creación de la nueva ‘Ala de la Organización en el Magreb Islámico’ para despistar a sus oponentes, los americanos y los europeos, intentando hacerles perder la concentración extendiendo el terreno de las confrontaciones a gran escala internacional.

Hosni Moubarak, el presidente egipcio, el más moderado y pro occidental, de los Jefes de Estados Árabes, siempre había advertido a sus aliados occidentales, y precisamente a Bush y a Blair de lo peligroso que era atacar a Irak, “eso llevaría a estallar todas formas de violencia y hará multiplicar y expandir los movimientos terroristas por todas partes al este como al oeste”.

Nosotros creemos que es imposible no relacionar- a la hora de hacer el análisis de esta situación- el hecho de no vincular la crisis y los conflictos del Oriente Medio con la evolución- positiva o negativa- de los movimientos islamistas (extremistas) en el seno de los países del Magreb. Al Qaeda, aprovechando las catástrofes situaciones catastróficas de Irak, las tensiones en Líbano y Palestina cree que puede operar desde Argelia, de la misma manera, como lo hizo desde (Pakistán) reclutando a voluntarios combatientes y recaudando fondos como ha logrado hacerlo partiendo de las tierras vecinas de Pakistán hacia los territorios afganos, desde hace ya, más de una década. Al Qaeda piensa que puede liderar una “guerra ideológica extremista sin límites” contra los enemigos del Islam desde Pakistán hasta Argelia en el Norte de África (…) y quizá más allá.

En Marruecos rastreos y guerra preventiva en la trayectoria de lo que se llama lucha antiterrorista han revelado recientemente que en Marruecos, grupos islamistas reclutan a voluntarios combatientes para trasladarles a Irak para que sean incorporados a la resistencia iraquí, según la prensa marroquí. Después de 4 años de ocupación, ante lo que sucede diariamente en Irak -donde el terrorismo no solamente se ha multiplicado- la violencia ha llevado a Irak a la destrucción y al desastre, alcanzando los límites máximos, todo aquello incita a los movimientos llamados movimientos extremistas islámicos a estar entre los primeros a responder a los llamamientos -desde campos de batalla de la resistencia contra la ocupación- de Irak.

A los americanos les pesa reconocer sus errores, "solo hablan de terrorismo y nunca de lo que lógicamente provoca este fenómeno como factor que genera…" desde el punto de vista de los islamistas, los americanos son los únicos responsables de las olas de extremismo que se extienden a este como al oeste "empezando desde su intervención militar ilegal en Irak, intervención que les llevó a la destrucción metódica de un estado... que se convirtió en el gran nido del terrorismo internacional, que reúne Al Qaeda con todos los demás oponentes y adversarios de los EEUU"(...) Sin hablar de otra parte, de las consecuencias y del triste destino de los iraquíes en medio de la situación caótica creada allí, o sea la presente situación terrible a la cual se les condujeron los errores de la ocupación que poco a poco desencadenó la tragedia de Irak.

En Argelia el movimiento extremista ( GSPC) por haberse convertido en la ‘Ala de Al Qaeda en el Magreb Islámico’, no es un elemento nuevo del cual se puede hablar como una amenaza muy seria, sobre todo ante la creciente -lucha antiterrorista que se lleva a cabo sin cesar por las autoridades argelinas y asimismo en todo el Magreb-. ¿Cómo puede transformarse (GSPC) en una fuerza en auge, en las condiciones señaladas? Sin duda podemos decir que dicho “movimiento” anunciado tiene como primera explicación obvia: “iniciar una nueva puesta en marcha de algún plan estratégico”, que sólo el futuro nos podría desvelar su naturaleza.

A la pregunte que hemos formulado todos acerca de este anuncio, no se puede responder fácilmente, pero obviamente se entiende como un desafío destinado a los oponentes occidentales de Al Qaeda. No obstante, para que seamos prudentes, digamos por cautela: "que en realidad de nada estamos seguros dado que todo es posible ante el peligro constante que puede caracterizar los movimientos terroristas y sus actividades subterráneas - pese a que las amenazas que representan relativamente hoy en los países del Magreb, están -paradójicamente- disminuyendo, si se comparan en fuerza o/y cantidad numérica que era más importante y significativa hace algunos años antes -según cálculos estadísticos hechos por expertos-.