martes, 20 de febrero de 2007

El Juicio, los medios y las conjeturas políticas

Si los medios españoles de información, y sin excepción están atentamente siguiendo de cerca el juicio por los atentados del 11-M.(…) sin mencionar, de momento, sus tendencias políticas o/y ideológicas, no es porque los asuntos polémicos de jurisdicción siempre son temas que despiertan el interés mediático y la curiosidad periodística como es habitual, sino que obviamente y encima de todo porque la justicia y la influencia que se deriva de sus valores, es algo vital y decisivo en la evolución de toda sociedad porque afecta directamente la vida de los ciudadanos.

Y, - como se sabe- desde su inicio, la semana pasada, el juicio considerado como el mayor de su género -entre los que se llevaron a cabo- en la serie de lo que se llama “lucha antiterrorista”, con todo lo que conlleva como ramificaciones múltiples y consecuentes implicaciones en la vida política y social del país. Un Juicio sin precedentes que ya ha vuelto a abrir las páginas manchadas de sangre de aquel día triste del 11 de marzo. Más que de otra parte, el proceso judicial puede afectar a todas las esferas de la sociedad española, porque no sólo los españoles quieren saber que ocurrió entonces, sino que quieren saber asimismo exactamente cómo y por qué.

Nosotros también, con ellos- de cerca o de lejos- deseamos que este proceso pueda responder independientemente a un sinfín de preguntas analizando detalladamente todos los datos reunidos para poder poner en orden todos los elementos y fragmentos de este acto de terror fuera de las interpretaciones intuitivas u otras como las que se hicieron sin razón porque fueron dictadas por intereses electorales, como sabemos todos, desde los primeros instantes de la tragedia.

Ahora ya todo se acabó y la justicia en las democracias modernas tiene que actuar libremente y como suponemos ya no podrá nadie volver a manipular y cambiar datos para fines electorales y de momento las elecciones están todavía a distancia y parece que no hay o habrá necesidad de hacer campañas mediáticas partidistas, a partir de ahora, y no como sucedió en aquel tiempo, desde el 11 a 13 de marzo, días que se inscribieron en la historia de España como los más tristes días que como recordamos se caracterizaron por meras conjeturas políticas.

En esta breve intervención, sólo intentaremos hacer algunas reflexiones sobre el impacto mediático de este juicio, puesto que la prensa ibérica, como en otros juicios en la serie de este mismo género(de presuntos terroristas de ETA o de Islamistas pertenecientes a Al Qaeda) prensa que se caracteriza por su tendencia intervencionista, pero pese a todo por supuesto, puede ser que es un ejercicio excelente en la práctica de la marcha democrática de los países occidentales, sin descartar evidentemente las orientaciones partidistas bajo las presiones políticas u otras. Lo que no nos impide pensar que posiblemente puede que este ejercicio democrático, esta vez, llegue a jugar un papel más influyente para no decir determinante en la formación de la opinión pública de los españoles sean de derechas o de izquierdas.

Y si el terrorismo lamentablemente es ciego y sus víctimas son siempre los simples ciudadanos, eso no quiere decir que estos asuntos sólo vienen a preocupar e inquietar a los partidos políticos, las autoridades del estado en general, las fuerzas de seguridad y sus cuerpos y/o la justicia, ciertamente no, porque las amenazas del terrorismo aunque visiblemente están dirigidas a castigar a las autoridades de un estado, en realidad no son así y no se puede hablar de la puesta en marcha de su juicio como un asunto acabado, pese a todo, incluso las sentencias y los castigos(…)antes o después del 11M, y hasta hoy y mañana, ¿y cómo lo podemos saber? Si tendrían un fin o no, las amenazas terroristas de los islamistas o de los etarras.

Y la interrogación más simple que se puede plantear acerca de este fenómeno tan grave e inquietante es que el terrorismo como forma de reacción política u otra pero reacción al fin y al cabo -siempre injustificada, - y en la opinión de todos- es algo absurdo, y la pregunta de siempre: ¿Y por qué? "Por faltas y errores de algunos grupos políticos o líderes de tendencia extremista, que unos inocentes y simples ciudadanos tienen que pagar con sus vidas".

El pueblo español y con él todos nosotros vamos a estar, -a lo largo de este tiempo, que se supone se prolongará hasta otoño 2007- pendientes y ansiosos de saber la verdad y esperemos que los diferentes medios de comunicación estén a la altura de darnos la buena información según como irán desarrollándose los episodios del juicio histórico en curso, el juicio más duro, más complejo y más largo en la historia de España en los nuevos tiempos de su era democrática.

Respecto a los atentados del 11M, según conclusiones hechas por los diferentes partidos políticos que por razones obvias (de interés electoral) son completamente contradictorias, y si las deducciones del PP, desde el primer día 11, hasta el día 13 de marzo atribuyeron a ETA la preparación y la ejecución de los atentados de Madrid, mientras que las conclusiones del PSOE descartaron la pista de ETA, como dice textualmente el informe preparado por una comisión del partido socialista: “La línea ETA pierde peso desde el primer día quedando en mera conjetura y se consolida con fuerza también desde el primer día la pista radical islamista.”