martes, 25 de abril de 2006

Suben las tensiones

Israel y sus aliados occidentales contra Irán
¿Existe una guerra fría entre Irán e Israel o siempre ha existido?, recientemente, entre los dos países se ha observado aumentar más y más la tensión y, las amenazas se intercambian constantemente entre las capitales de los dos países . Entre Teherán y Tel Aviv no han cesado de aumentar el tono y la densidad de desafíos bélicos durante los últimos meses. Desde el inicio de la crisis nuclear iraní con el Occidente, Israel no ha cesado de mostrar su deseo de ver atacadas las construcciones nucleares iraníes y ver destruir el poder militar de Teherán.
Israel, un pequeño país aislado , pero dotado de un arsenal de armas, entre ellas "su disposición de una fuerza nuclear"(la única en todo el Oriente Medio), no quiere ver otra nación islámica dotándose de armas nucleares y militarmente fuerte, hostil a su existencia en la región. Israel apoyada por el Occidente ( Europa Y América) sabe que gracias a la fuerza militar ha podido vivir, y como se sabe, ha sido creada gracias a la fuerza militar, como continúa existiendo en la actualidad luchando en un entorno geopolítico muy hostil a su existencia.
Desde esta perspectiva, los Generales y dirigentes de Israel miran a su entorno y analizan con inquietud ,preguntándose siempre, ¿desde donde puede venir el peligro?; los países árabes divididos y dominados por los Estados Unidos, sobre todo después de la caída de Irak y la derrota del régimen libio, ya no forman ningún peligro para Israel. Sin embargo Irán sigue enviando mensajes de desafío y de hostilidad hacia el pueblo hebreo, por eso los israelíes quieren impedir que Irán llegue a ser una fuerza militar potente en la región.
Otra cosa, si los israelíes han sido apoyados siempre por los americanos y el occidente en general , los iraníes también han aprendido de su largo conflicto y guerra con Irak, están, o se sienten apoyados por los rusos, por eso ellos también como nación amenazada, han podido construir una fuerza militar poderosa, después del éxito de su Revolución desde la caída del régimen del Shah. (A.D)

-Leer noticias relacionadas

Satélite israelí para espiar el programa nuclear iraní

Israel lanzará hoy un satélite para espiar el programa nuclear iraní después de que el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, reclamara una vez mas la destrucción del Estado judío, según informó el ministro de defensa judío, Shaul Mofaz.

Mofaz dijo que Irán había enviado 8 millones de euros a las milicias palestinas desde principios de año. Israel considera a Irán la principal amenaza para su supervivencia, y rechaza sus argumentos de que su programa nuclear tiene fines pacíficos.

Ahmadineyad aseguró ayer que el Estado judío era un "régimen falso" que "lógicamente no podía seguir viviendo". Israel prevé lanzar desde Siberia su satélite Eros B, capaz de tomar imágenes del suelo de hasta 70 centímetros de diámetro. Con ese nivel de resolución, Israel podrá reunir información sobre el programa nuclear y los misiles de largo alcance iraníes, señaló una fuente bajo anonimato. 25.04.2006 (EUROPA PRESS)

1 comentario:

Danilo dijo...

No se pero se me ocurre que al largo plazo esta situación es insostenible. Creo que las estrategias bélicas han fracasado y eso lo digo para ambos lados. Israel, en su legítimo derecho a defenderse ha construido un país inseguro en donde tarde o temprano uno de sus ciudadano puede morir despedazado en un microbús o restaurante, eso no es vida y eso no es un país. Por otro lado, los Árabes y Palestinos, con su inestabilidad, falta de coherencia y sensatez lo que han ganado es pasar al club de los más odiados del mundo y ver como sus pueblos retroceden cada vez más en su situación. Entonces, cualquier estrategia bélica lo único que va a conseguir es empeorar la situación, el gobierno que piense en lanzar un ataque, sea de donde sea, y que este no tendrá respuesta, es simplemente un gobierno estúpido. Todo ataque, siempre tiene respuesta, al final quienes salen perjudicado, el ciudadano común y corriente. Pero la paz se ve difícil en una zona en donde religión y las pasiones fundamentalistas priman más que la sensatez.