martes, 18 de abril de 2006


El Barça gana al Milan
Un impresionante pase en profundidad de Ronaldinho a Giuly, que el francés empalmó según le venía para fusilar a Dida, ha permitido al Barcelona vencer al Milan en el -hasta ahora- inexpugnable San Siro. El 0-1 ha llegado cuando se cumplía el minuto 57. Poco después, ha sido Ronaldinho el que ha podido sentenciar la eliminatoria, pero su disparo se estrelló contra el palo.
Como sintetiza Iván Castellón en AS, ha sido "la venganza de Atenas 1994, doce años después". El Barça ganó al Milán en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones y se siente autorizado para reservar hotel en la ciudad de la luz.

El gol de Giuly le dio al Barça medio billete, o más, para París. El Milán, que perdonó en el primer tiempo, lo pagó caro. Y hasta pudo perder por más. Consecuencias de un partido muy táctico, intenso y responsable, con bastante miedo. Bueno. Respeto. El mejor posible hoy en día en el fútbol mundial.

A los puntos. El primer tiempo se decidió por esa vía a favor del Milán, pero sin trascendencia en lo que más cuenta, el marcador. El Barça quiso manejar, como en Stamford Bridge o en el Bernabéu, pero este Milán mordía. Hasta Ancelotti puso a la 'bestia parda' Stam sobre Ronaldinho, muy dedicado a tratar de exhibir su catálogo de virguerías en una de las plazas más prestigiosas del mundo. Y aunque el arrranque parecía plácido para el Barça, Shevchenko ya se la hizo a Edmílson a los tres minutos. Y más. Movido por Pirlo-pirloque, conducido por Kaká (ay de aquél que desconfió de su fichaje por el nombre) y culminado por Gilardino o Shevchenko. Ahí se libró el Barça de una buena tunda.

1 comentario:

madridista dijo...

Força Arsenal