lunes, 1 de mayo de 2006

Cientos de miles de inmigrantes se
manifiestan por todo Estados Unidos
Cientos de miles de inmigrantes a lo largo de todo Estados Unidos secundaron la convocatoria de "Un día sin inmigrantes" convocada por organizaciones de defensa de los derechos de los trabajadores ilegales que protestan de esta manera.

El movimiento de protesta de hoy reclama al Congreso estadounidense una ley de reforma migratoria que regularice de alguna manera a todos los trabajadores sin papeles que, de facto, residen en el país y contribuyen en algunos casos con sus impuestos a las arcas federales, estatales y locales, y muchos de los cuales tienes hijos nacidos en el país.
La protesta de hoy tiene como objetivo por una parte demostrar la necesidad que tiene el Estado norteamericano de la fuerza laboral que suponen millones de personas en sectores clave para la economía estadounidense como la construcción o la agricultura, y por otra parte hacer ver el poder que tiene el dinero de estos inmigrantes al boicotear la compra de productos estadounidenses.
Sin embargo, las protestas han contado con la oposición de grupos estadounidenses que la consideran una burla a la autoridad ya que además de cometer un delito al permanecer en el país de forma irregular se manifiestan, por lo que se han polarizado algunas opiniones llegando a reclamar la detención de los ilegales durante las manifestaciones.
Hasta el momento, la manifestación más concurrida fue la organizada por las asociaciones de Chicago que contaban con medio millón de participantes al mediodía y a la que continuaban incorporándose nuevos manifestantes procedentes de todas las áreas de Chicago, según mostraban hoy las cadenas de televisión norteamericanas.
En Nueva York, la jornada de hoy se ha caracterizado por la tranquilidad pendientes de que en tres horas tenga lugar una manifestación en Union Square. El efecto de la protesta se ha podido sentir en las tiendas, muchas de las cuales, aunque no han cerrado se han visto obligadas a despachar con lentitud a los clientes.
La respuesta de los comerciantes a la manifestación de protesta ha sido dispar, mientras que algunos de ellos se han unido a los manifestantes, principalmente en las zonas agrícolas que cuentan con una fuerte de mano de obra inmigrante y no podrían funcionar sin ellos, otros han amenazado a sus trabajadores con despidos si acudían a la protesta.
Los organizadores de la manifestaciones esperan que la respuesta a las protestas provenga ahora de los órganos gubernamentales y rechacen de forma plena la criminalización de estos trabajadores ilegales tal y como pretendía el proyecto de ley de la Cámara de Representantes, rechazada por el Senado. Vía Link - 01.o5.2006
Technorati Tags: ,