sábado, 6 de mayo de 2006

Rusia y China preocupados por Irán
Rusia y China expresaron su preocupación ante el proyecto de resolución sobre el controvertido plan nuclear de Irán que analiza la ONU.
El proyecto impulsado por países occidentales, plantea que Teherán debe abandonar la producción de uranio enriquecido y amenaza con aplicar otras medidas si Irán se niega a hacerlo.
Rusia considera que el proyecto debe ser redactado nuevamente para que el documento haga hincapié en la construcción de la confianza entre Irán y la ONU.
Por su parte, China expresó reservas porque, según señala, las naciones occidentales han redactado un documento sobre la base de reglas de la ONU que podrían facilitar el uso de la fuerza militar en contra de Irán.

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, discutirán el proyecto de resolución este domingo.

Sin embargo, según los corresponsales, los comentarios de Rusia y China hacen que un acuerdo sobre el tema sea poco probable.
Las potencias occidentales creen que Irán intenta desarrollar armas nucleares.
Teherán rechaza la acusación y asegura que sus planes nucleares tienen fines pacíficos.