martes, 9 de mayo de 2006

La carta iraní
Jonathan Marcus (BBC)
Las intenciones de la carta de Ahmadinejad aún no son claras.
La carta que el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad escribió a su homólogo estadounidense George W. Bush implica un nuevo y sorprendente giro en la relación entre Teherán y Washington. Pero, ¿cuál es el significado de este paso?

En la diplomacia, como en otras actividades, tomar la decisión correcta en el momento adecuado es crucial.
Esta carta -que al parecer propone ideas para lo que Ahmadinejad llama "el frágil estado del mundo"- llega justo el día de una reunión entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas más Alemania. En la tarde del lunes en Nueva York, discutirán el texto de un borrador de resolución que exige a Irán que abandone sus ambiciones nucleares.

Una posibilidad, entonces, es que la misiva del presidente iraní sea un intento de enturbiar las aguas y complicar aún más la discusión sobre el texto de la ONU.

Pero, como ya se sabía que Rusia y China no están conformes con la posible aprobación de una resolución formal del Consejo que critique a Irán, es posible que la carta tenga un significado más complejo.

Verdadero autor
Es, al fin y al cabo, un gesto bastante fuera de lo común de parte de Ahmadinejad, dada la distancia ideológica que lo separa de Bush.

Todavía no se han revelado detalles de la carta, pese a que su referencia a problemas globales sugiere que quizás trate las grandes diferencias entre Washington y Teherán que van desde el asunto nuclear a la situación en Irak, pasando por El Líbano y la situación en la Autoridad Nacional Palestina.

Muchas personas de influencia en el Estados Unidos le han pedido a Bush que se comunique directamente con los iraníes.

Pero un tema igual de importante que el contenido de la carta es quién realmente está detrás de la misiva.

El presidente Ahmadinejad no es la única voz que dirige la política exterior de Irán.

Expertos de Estados Unidos intentarán descubrir si el contenido de la carta es una iniciativa personal de Ahmadinejad, o si es una táctica de aquellos que están realmente a cargo del destino de Irán. Fuente : LINK