jueves, 18 de mayo de 2006


Estrenan en Cannes "Código Da Vinci"
en medio de polémica
El director se enojó, creyentes ofendidos protestaron y los críticos desmenuzaron los más mínimos detalles de la película el miércoles, cuando se estrenó mundialmente el filme "El código Da Vinci" en el Festival Internacional de Cine de Cannes.
Ron Howard, quien adaptó la exitosa novela de Dan Brown para la pantalla grande, dijo que si les molestaba el contenido del filme, no la vayan a ver.
El director reaccionó ante las protestas originadas en todo el mundo y en Cannes del "El código Da Vinci", donde una monja católica con hábito marrón rezó arrodillada junto a la alfombra roja por la que desfilan las luminarias del festival.

"No hay duda de que la película seguramente molestará a algunas personas", reconoció Howard a los periodistas. "Mi consejo, ya que casi nadie ha visto aún la película, es que no vayan a verla si creen que les molestará. Esperen. Hablen con alguien que la haya visto. Analícenla. Y luego saquen una conclusión sobre la cinta misma".

"Repito: se trata de entretenimiento, no es teología", insistió el director.
La novela, y su adaptación cinematográfica, sugieren que Jesucristo se casó con María Magdalena y tuvieron un hijo. Un periodista preguntó a los actores si creen que Jesús se casó.
La película se estrenó en Cannes con celebridades como Tom Hanks, Audrey Tautou, Ian McKellen y Paul Bettany. Un reportero preguntó a los actores si creían que Cristo estuvo casado."Bueno, yo no estuve allí", contestó Hanks.En Roma, el Opus Dei, una prelatura personal del Papa que en la cinta aparece transformada en una secta homicida, montó una campaña de relaciones públicas para combatir la visión ofensiva del cristianismo que, según la entidad, plantea la película.El Opus Dei invitó a los medios informativos a una de sus escuelas industriales, en un barrio obrero de la capital italiana, para mostrar parte de la labor social y de apostolado que desarrolla entre los jóvenes menos afortunados, a quienes ayuda a lograr una maestría profesional en mecánica, electricidad y la alta cocina."Pronto, este lamentable pero fugaz episodio será olvidado", afirmó el vocero del Opus Dei, Manuel Sánchez Hurtado. "Esperemos que sus lecciones sobre el respeto mutuo y entendimiento no lo sean".Organizaciones cristianas de varios países, como Corea del Sur, Tailandia, India, y Francia, han protestado por el filme, planeando boicots, huelgas de hambre e intentado bloquear o impedir la presentación del mismo.En India, el gobierno retrasó el estreno, suspendiéndolo temporalmente mientras considera las quejas de organizaciones católicas que quieren prohibir la cinta.Cristianos de Australia compraron anuncios que cuestionan la trama del filme. La Iglesía Católica de Hong Kong ha organizado talleres para "aclarar los hechos".En Cannes, una monja británica protestó en la alfombra roja, rezando ante una cruz de madera."Creo que esta película confundirá a la gente", explicó la hermana Mary Michael. "El mundo es un revoltijo, y Jesús tiene las repuestas".En París, docenas de policías antimotines desplazaron a cerca de 200 manifestantes que protestaban cerca del cine donde se estrenó la película.