viernes, 13 de octubre de 2006

¿Quién teme a los periodistas?

"El periodismo que desnuda... no les gusta"
Cuando el mundo cambia radicalmente, como ha ocurrido en los últimos años, el periodismo es el que está ahí, explicándonos cómo es ese mundo en el que vivimos'*(1). A estas palabras hay que añadir que el periodismo es el mayor garante de la libertad, porque como se sabe 'todas las dictaduras, de derechas y de izquierdas, practican la censura y usan el chantaje, la intimidación o el soborno para controlar el flujo de información. Se puede medir la salud democrática de un país evaluando la diversidad de opiniones, la libertad de expresión y el espíritu crítico de sus diversos medios de comunicación.”

Los periodistas luchan para que la imagen y la palabra lleguen a las grandes masas intentando poner a desnudo la verdad y formar la opinión pública.De esta forma en muchos casos, los profesionales de los medios de información, logran cambiar la trayectoria de la historia como lo testimonia la evolución política y social en un gran número de naciones en diversas partes del mundo, por eso el periodismo ha sido considerado como el cuarto poder.

Los profesionales de esta noble profesión, tanto en el dominio de información como el de opinión no ahorran esfuerzo y coraje a la hora de abordar temas sensibles o asuntos ardientes, en usar el poder de la palabra o de la imagen para llamar la atención de todos y sensibilizar al máximo la opinión pública. A veces, los periodistas se enfrentan a casos difíciles y sienten que sus tareas están rodeadas de riesgos y peligro ¿Qué pueden hacer? La conciencia profesional es una cosa y los riesgos a los cuales hay que enfrentarse son otra y, verdaderamente ¡qué retos y qué pesadillas!

Pero aún siendo así las cosas, algunos marcan más la diferencia y por eso siempre hubo periodismo de calidad y periodistas excepcionales, periodistas que desvelan lados ocultos de los sucesos, llagando en ciertos casos a hacer revelaciones sorprendentes a la hora de tratar de ciertos temas sensibles o asuntos de gran importancia que no sólo llegan a llenar las páginas de periódicos, emisoras de radio o canales de televisión... sino que muchas veces llegan a cambiar “la marcha de la historia” como sucedió muchas veces en algunas partes del mundo.

Por desgracia, a las fuerzas del bien siempre se les oponen las del mal, por eso un cierto número de los que trabajan en estas áreas pagan un precio alto, lo pagan a veces por sus vidas y en otras situaciones se ejercen sobre ellos presiones insoportables, amenazas, ataques, intimidación y soborno entre otras formas de control y orientación estatal, partidista o ideológica. Estas situaciones que afrontan los que se dedican al mundo de los medios de comunicación son muy frecuentes en muchas partes del planeta.

Desde la legendaria guerra de Vietnam en los años 60 hasta las recientes invasiones de Afganistán e Irak, muchos periodistas y trabajadores de medios de información perdieron sus vidas, no porque estaban luchando en los campos de batallas con armas sino que sólo fueron eliminados y/o silenciados porque lo que escriben o cubren va en el sentido opuesto o contra las estrategias y las reglas del juego de los gobiernos o partes concernidas, simplemente porque todo aquello está considerado inaceptable por todos aquellos que temen a las ideas constructivas y el pensamiento libre.

La maldición que acompaña esta profesión no es la palabra conveniente, aunque se usa para expresar cierta amargura y pasa por la garganta en algunos instantes de tristeza o momentos de dolor, cuando la tormenta del destino fatal pega aquí o ahí, al caer sobre aquella o aquél, cuando golpea en cualquier lugar combatientes de esta profesión, de múltiples riesgos en cualquier punto geográfico del planeta, desde Kabul, Bagdad, Beirut hasta Moscú o Pekín.
==== ==== ====
(*1) Lee C. Bollinger, rector de la Universidad de Columbia.
planeta, desde Beirut, Bagdad hasta Moscú.

Ana Politkóvskaya
Nació en Nueva York en 1958, era considerada la periodista más crítica con la política del presidente ruso, Vladímir Putin, especialmente sobre temas relacionados con Chechenia y el Cáucaso Norte ruso. En varias ocasiones confesó haber recibido amenazas de muerte de los servicios secretos rusos, el Ejército y otras agencias de seguridad del Estado a las que había criticado con dureza en sus artículos. "Su asesinato es un golpe en el mismo corazón del periodismo ruso. No será posible compensar su pérdida, ya que no hay nadie como Politkóvskaya ni lo habrá nunca", ha dicho Igor Yakovenko, secretario general de la Unión de Periodistas de Rusia (UPR). Autora de varios libros, traducidos a varios idiomas, entre ellos el español, comenzó a trabajar como periodista en el diario Izvestia en 1982 y desde 1999 escribía para Nóvaya Gazeta, la publicación más crítica con el Kremlin

¿Cuantos periodistas murieron en Irak?
La Federación Internacional de Periodistas (FIP) aseguró que el 12 de octubre 2006, murieron 11 personas en el asalto perpetrado contra el canal de televisión vía satélite árabe suní 'Shaabiya' en el sureste de Bagdad. Con este acto de violencia se ha elevado el número de víctimas a 149 trabajadores de medios de comunicación muertos en Irak desde que comenzó el conflicto, en marzo de 2003. El ataque ha sido "uno de los mayores ataques individuales contra periodistas iraquíes" y revela que los periodistas son víctimas destacados de esta "catastrófica marcha hacia la guerra civil y la falta de legalidad y seguridad", afirmó la Federación. Asimismo, la FIP advirtió de que el número de ataques a los medios de comunicación está aumentando y que la "gran mayoría" de las bajas de periodistas se ha debido a las acciones de la insurgencia.