domingo, 29 de octubre de 2006

Marruecos:Benaissa pide solidaridad

Benaissa pide solidaridad activa "para superar
los desequilibrios" del Mediterráneo
El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Mohamed Benaissa, afirmó hoy en Alicante que la región del Mediterráneo necesita ahora una solidaridad activa "para superar los desequilibrios que existen y concretar la zona de prosperidad compartida".

En una intervención en la reunión ministerial del Foro Mediterráneo, Benaissa destacó "la divergencia muy importante" que sigue existiendo entre las dos orillas del Mediterráneo en términos de desarrollo socioeconómico, según informó Map. "Uno de los principios que preside la buena marcha de nuestra asociación es el de la solidaridad", aseguró. "Tenemos todos los ingredientes para reactivar el diálogo y favorecer la comprensión y el respeto mutuo", continuó.

"Nuestra región ha sido desde siempre una zona en la que las diferencias culturales y religiosas han coexistido", destacó, y añadió que esta "coexistencia en la diversidad, la tolerancia y respeto mutuo fue un factor enriquecedor".

El ministro marroquí recordó las recomendaciones de la cumbre de Barcelona de noviembre de 2005 y destacó el imperativo "de seguir potenciando la ejecución de las acciones previstas en el marco del programa de trabajo con el fin de hacer fructificar los esfuerzos para la reactivación de nuestra asociación".

"Una apropiación común de nuestra asociación es sinónimo de confianza mutua y también de confianza en el futuro del proceso de Barcelona", continuó. Según Benaissa, la región euromediterránea "desgraciadamente tiene que hacer frente a numerosos retos que suponen amenazas a la paz y a la estabilidad". "Asistimos a una degradación considerable de la situación en la región y a un recrudecimiento de la violencia", lamentó.

Por lo que se refiere al conflicto de Oriente Próximo, Benaissa reiteró la apuesta de Marruecos por la consolidación de los esfuerzos encaminados a la promoción de la estabilidad en esta región y al retorno de ambas partes a la mesa de negociaciones "con el fin de conseguir una paz justa, global y duradera en la región, de acuerdo con las resoluciones de la ONU y el principio de la paz a cambio de territorios".

El ministro abogó por una paz que garantice a los Palestinos el establecimiento de un Estado independiente y viable económica y políticamente; a Siria y Líbano la recuperación de todos los territorios ocupados; a los Israelíes unas fronteras estables y seguras y a todo el pueblo de la región el establecimiento de relaciones normalizadas en el marco de la seguridad y la estabilidad duradera".

"Ni el recurso a la fuerza ni las iniciativas unilaterales pueden solucionar de manera global, constructiva y duradera los problemas de la región", afirmó Benaissa.

El Foro Mediterráneo nació en 1994 gracias a una iniciativa de Francia y Egipto y celebra este fin de semana en Alicante su 13ª reunión anual. Foromed reúne a la mayoría de los países del perímetro mediterráneo: Marruecos, España, Portugal, Francia, Italia, Malta, Grecia, Turquía, Egipto, Túnez y Argelia. (AGENCIAS)