miércoles, 11 de octubre de 2006

Corea del Norte y la bomba (y 2)

Corea del Norte y la bomba (y 2)
Rafael Morales
China rechaza el uso de la fuerza contra Corea del Norte, pero no se ha pronunciado todavía sobre el resto de las sanciones que el estadounidense Bolton va a proponer a modo de resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU. Rusia guarda silencio y, como Pekín, prefiere seguramente que la condena por el ensayo nuclear finalice con dos exigencias: el regreso de Pyongyang a las negociaciones a seis bandas (Japón, China, Rusia, Estados Unidos y las dos Corea) y la renuncia a más pruebas nucleares. Por su parte, el Gobierno norcoreano exige ahora negociaciones directas con Estados Unidos.

Después de las tensiones durante 2003 y 2004, las conversaciones con Corea del Norte llegaron a su mejor momento el 19 de septiembre de 2005, cuando Pyongyang (en el marco de las negociaciones a seis bandas) se comprometió a abandonar su programa nuclear. Como contrapartida, recibiría ayudas y garantías de seguridad. Escribe Ignacio Ramonet que la situación degeneró rápidamente después de aquel compromiso, “cuando el Departamento del Tesoro de Estados Unidos adoptó medidas financieras contra Pyongyang con el pretexto de que un banco de Macao (China), el Banco Delta Asia, había blanqueado dinero por cuenta de Corea del Norte. Cosa que no ha demostrado ninguna investigación internacional”. Tampoco probaron las acusaciones añadidas de narcotráfico y contrabando. [+] Link Source