jueves, 31 de marzo de 2011

No hay solución con Gadafi

La liberación de Libia seguro ya tiene el aspecto de un largo y doloroso parto. Ya entramos en la quinta semana de combates entre las milicias armadas de Gadafi contra el movimiento de liberación, de ningún lado se puede hablar de victoria o de derrota. El conflicto no avanza. La operación militar de las fuerzas aliadas dio un buen impacto, cuando empezó, pero luego sin efecto de consideración, solo paralizó los ataques aereos de Gadafi, pero la misión de las fuerzas aliadas aparentemente tiene límites por eso no consiguió amenazar seriamente al viejo dictador, la misión militar sólo evitó que las milicias de Gadafi no volvieran a reconquistar Bengazi.

Acerca de este punto o sea, qué misión exactamente tiene la operación militar occidental, un punto delicado acerca de lo cual rodean tantas interrogaciones, no es tiempo de tratar de todo ello aquí. Ahora bien pasamos a ver cómo evoluciona el conflicto libio ¿En qué ha ayudado la cumbre de Londres a Libia, o más claro y concreto, qué apoyo significativo dio al pueblo libio en su lucha contra el dictador? Seguro que no hubo ningún acuerdo sobre el método ideal para liberar Libia de las manos de Gadafi. En Londres, los líderes occidentales y representantes de más de 40 países, intentaron buscar salida al conflicto en el marco de lo que permiten las 2 recientes Resoluciones del Consejo de Seguridad, no faltaron ideas acerca de lo militar y lo político, pero sin iniciativas claras para liberar el país, lamentablemente hubo más divisiones acerca de la situación que vive Libia que sigue sin solución en el horizonte y sin avance.


La conferencia internacional de Londres se celebró para estudiar cómo avanza la operación militar, qué problemas plantea derrocar a Gadafi y su régimen que ya ha perdido toda su legitimidad, de ahí se deduce visiblemente que la conferencia estába limitada a no ir más allá de lo que dictan las resoluciones de La ONU. Pero para muchos ahí está el problema. Lo que dice el Derecho Internacional es una cosa y su aplicación es otra. Quizás una vez el mando militar trasladado a la OTAN, la situación sobre el terreno podría mejorar si de verdad existe la voluntad de proteger civiles y ayudar a los rebeldes a liberar Libia. Si no es el caso, estaremos ante una situación parecida a la de otro Afganistán al sur de Europa. ¿No son las mismas manos que combaten ahí y aquí ahora cerca en norte de África? ¿Qué diferencia?

Hoy, es el primer día después de la Reunión de Londres. Primer retroceso de los rebeldes desde el ataque aliado. Los rebeldes han tenido que retroceder a 200 kilómetros de Sirte, hasta Ras Lanuf. Es la primera vez que esto ocurre desde que la intervención aliada empezó a atacar objetivos militares de Gadafi.Volvemos tras la Conferencia de Londres a terreno libio y al desarrollo de los enfrentamientos. Las fuerzas rebeldes se han tenido que retirar 360 kilómetros al oeste de Bengasi, para protegerse de los bombardeos de Gadafi, según ha confirmado a la agencia EFE un miembro de los rebeldes. La secretaria estadounidense de Estado, Hillary Clinton, también ha defendido la legalidad de una eventual decisión de armar a las fuerzas libias de oposición, y se une así a la idea de Alain Juppé.

Todos los miembros de la comunidad internacional coincidimos que no hay solución al conflicto con Gadafi, así llegó a concluir la cumbre de Londres.La situación no es solo militar, sino política. Cuando haya un alto el fuego verificable, se abrirá un proceso para responder a las demandas del pueblo libio. De ahí, varios líderes europeos desean la participación de los países árabes porque es importante.A la conferencia internacional sobre Libia asistieron siete países árabes: Marruecos, Túnez, Qatar, Emiratos, Kuwait, Líbano y Jordania.

Ante la reunión en la capital británica en la que varios países que diseñan un escenario político para el momento en que concluyan las operaciones militares en Libia. Desde Libia, la enviada especial en el país, María José Agejas, asegura que en Bengasi el Consejo de la Revolución anuncia que no negociará con Gadafi que la única opción es su salida del país. La corresponsal en Londres, Begoña Arce, asegura que existen varios puntos en común pero también discrepancias entre los 40 países que estudian el futuro militar y político de Libia. En Washington, según prensa, Obama ha dicho que el objetivo ha sido evitar una masacre pero da a entender que nada más se puede hacer porque el cambio de gobierno desde dentro.