lunes, 21 de marzo de 2011

El movimiento 20 de Febrero pide cambio

¿Qué pide el movimiento de 20 de febrero en Marruecos? El rey Mohamed VI, el 9 de marzo prometió al pueblo marroquí un paquete de cambios, pero los que están detrás de 20 de febrero quizás en este momento de efervescencia revolucionaria que vive el mundo árabe quieren ver acciones concretas en el presente o sea hoy y no mañana. Las protestas que los jóvenes organizan ellos mismos lejos de cualquier influencia visible de las fuerzas políticas o partidistas u otras – al estilo de Túnez y Egipto- siguen pidiendo cambios. La muchedumbre que volvió ayer, -20 de marzo- a echarse a la calle repitió los mismos eslóganes y las mismas reivindicaciones de hace un mes, más en número y mejor organizados los manifestantes salieron con muchas pancartas, muchas de ellas dedicadas al rey, a sus empresas y a su entorno.


El movimiento de los jóvenes de 20 de febrero ha vuelto otra vez después de un mes- a organizar y seguir las protestas populares para pedir reformas y cambios pese a la promesa de las reformas anunciadas el 9 de marzo. Decenas de miles de marroquíes salieron a la calle en casi todas las de ciudades “para pedir al rey Mohamed VI que siga reinando pero que ya no gobierne, que prescinda además de sus íntimos amigos que hacen negocios al amparo del palacio real y que deje de ser empresario, comenta el enviado especial del diario El País en Marruecos Ignacio Cembrero. En un discurso calificado de histórico el 9 de marzo el rey Mohamed VI había prometido cambios importantes en vista de una reforma global de la Constitución, “pero no bastó para aplacar las reivindicaciones” según comenta Cembrero. Mohamed VI anunció una reforma constitucional que implicaba un recorte de sus poderes, y encargó a una comisión de 18 juristas y politólogos redactar el borrador de una nueva Constitución.”

Esta segunda jornada de manifestaciones en Marruecos es diferente que la de 20 de febrero, porque se organizó mucho mejor que la anterior, lo que indica que los que están detrás de este movimiento han aprendido mucho porque las protestas, esta vez, estaban bien formadas y también bien controladas por grupos de los mismos manifestantes que acompañaron las marchas pacíficas y así evitaron todo tipo de choques contra las fuerzas de seguridad o uso de violencia que caracterizó la primara jornada del 20 de febrero.

¿Cuántos salieron a la calles, qué cifra exacta de manifestantes? Es muy importante saber el número de participantes en la segunda jornada nacional de protestas en Marruecos para evaluar cómo van evolucionado las protestas. El numero de personas que participó en ellas este domingo es mayor y significativo pero lejos de ser exacto- como ocurre siempre en estos casos- dado que no se puede confiar en las cifras que ofrecen las diferentes partes o fuentes pero aún se calcula que a la manifestación de Rabat pudieron asistir unas 5.000 personas, y en Casablanca la afluencia se calcula que fue algo mayor, hasta 50.000 participantes salieron a protestar. Ambas marchas en las dos ciudades importantes del país se desarrollaron “sin incidentes y sin apenas presencia policial visible durante el recorrido”. Al mismo tiempo se observa que los eslóganes son menos agresivos debido al impacto que ha dejado el discurso del rey. De ahí quizás viene también la señal de moderación que se ha observado porque “miles de manifestantes llevaban en la mano un cartón amarillo, como el que utilizan los árbitros en el fútbol” para sancionar simbólicamente al régimen, pero no uno rojo. La muchedumbre repitió los eslóganes repetidos hace un mes y sacó las mismas pancartas, muchas de ellas dedicadas al rey, a sus empresas y a su entorno.