sábado, 21 de marzo de 2009

El mundo en que vivimos

Ocurre aquí en los países del Magreb como ahí en Europa y más allá en otros países de Asia, Africa y América norte y sur. Las chicas menores de edad, adolescentes practican sexo a partir de los 15 años por diversas razones. Empezando por la experimentación de placeres sexuales precoces, hasta alcanzar límites alarmantes o no, pero a veces de ahí a otros límites más o menos peligrosos como la prostitución infantíl y de menores de edad muy extendida y frecuente en muchas partes del mundo y sobre todo en ciertos países marcados por la pobreza y los problemas sociales y económicos.


“Lo sepan o no sus padres, lo aprueben o no, muchas chicas de 16 años practican sexo. Lo suelen hacer con chicos (pero ellos no cuentan, porque en esta historia se diría que no tienen ni cuerpo, ni alma, ni culpa, ni gozo, ni responsabilidad). Algunas de estas chicas se quedan embarazadas. Y algunas de ellas abortan. Y créanme: la gran mayoría de las que interrumpe su embarazo no le pide permiso a sus padres. Lo hacen, y punto. Así ha sido desde tiempos inmemoriales, cuando era ilegal abortar, y ahora que lo sigue siendo pero está despenalizado”.Sea legal o ilegal, las adolescentes y las que ya no lo son seguirán abortando cuando no deseen llevar adelante un embarazo. Si pueden hacerlo legalmente, lo harán en una clínica próxima a su domicilio, con todas las garantías que ofrece la atención sanitaria reglada. Si no es legal, se irán a un barrio quizás más lejano, a una oscura habitación de un domicilio privado, o cogerán un vuelo -low cost o high cost, depende de su bolsillo- hasta el país más próximo en el que no esté penalizada la interrupción voluntaria del embarazo (practicamente todos, en nuestro entorno). Como siempre se ha hecho. Mirar hacia otro lado y pretender no ver lo que ocurre no es solo hipócrita; es inmoral.

Dejemos momentáneamente el aborto y ocupémonos de los preservativos: está claro que no son la panacea en la lucha contra el sida. De hecho, sólo sirven para evitar el contagio del VIH y otras enfermedades venéreas en las relaciones sexuales. Nada más, y nada menos. De hecho, no se conoce otro método tan efectivo para impedir la transmisión directa de la enfermedad. De hecho, salvan vidas.

Porque en África no estamos hablando de una enfermedad crónica y controlada, como en Europa y EE.UU., sino de una pandemia que cada año mata a millones de personas, y deja a millones de niños enfermos y huérfanos. Decir que el preservativo agrava el problema del sida es hipócrita: decirlo en África es, además, inmoral.

Tengo el máximo respeto por quienes creen que la vida humana comienza con el cigoto, por quienes defienden la abstinencia como herramienta para evitar embarazos no deseados, abortos, y el contagio de enfermedades de transmisión sexual, tengo respeto por quienes incluso abrazan el celibato. Creo que tienen todo el derecho del mundo a comparar bebés con linces, a hacer campañas, a salir a la calle para manifestarse y a repartir octavillas en defensa de sus creencias. Y me parece razonable que expulsen de su club a quienes no practiquen las normas que defienden, aunque en este punto sería interesante saber si quienes son expulsados tienen derecho de réplica.

De hecho, yo también creo que el mundo sería mejor si no fueran necesarios ni los abortos ni los preservativos. Pero hasta que no proponga una solución más imaginativa, más pragmática y menos dogmática que la abstinencia sexual, poco podrá aportar la jerarquía católica al debate real sobre los problemas que nos preocupan.

1 comentario:

Emilio Nachar dijo...

En Chile el aborto es ilegal y esta penalizado, igual se practica en forma clandestina, hoy el país discute si se aprueba o no el aborto terapeutico, un tema complejo, si hasta el mismo papa dice hoy que se puede hablar de aborto terapeutico en ciertos casos. Está recien aprobada la pastilla del dia despues. Hay fuertes campañas para el uso del preservativo. Hay un alto porcentaje de niñitas desde los 13 años que quedan embarazadas, sus hijos los crian los padres. Cada dia vemos mas lejos los temas valoricos. Vemos como la tv nos llena de imagenes de sexo sin ningun tipo de sensura y pudor, un verdadero libertinaje moral.