lunes, 16 de marzo de 2009

Jade Goody vive sus últimas horas

Jade Goody vive sus últimas horas  y su funeral será retransmitido en pantallas gigantes 

Jade Goody pasa sus últimos momentos de vida con sus familiares más cercanos. El deterioro de su salud sufrido el viernes hace temer que el final está cerca, este fin de semana ha celebrado con sus hijos y su marido el día de la madre. Jade se ha encargado de preparar su propio funeral que será retransmitido por pantallas gigantes para que pueda acudir todo el que quiera dar el último adiós a la que fue  gran estrella de Gran Hermano.

A pocas horas del fatal desenlace, Jade ha organizado su propio funeral, que será retransmitido en directo a través de pantallas gigantes de televisión. Su representante asegura que Jade "quiere decir adiós a todos los que quieran estar allí. Será un reflejo de los más felices siete años de su vida. Habrá lágrimas, pero también un montón de amor y de risas". Jade ha previsto varias pantallas gigantes de televisión para que se pueda seguir el servicio religioso. Una comitiva de siete coches llevarán el ataúde de Jade hasta la iglesia de St. John the Baptist.

Un numeroso grupo de celebridades acudirá al funeral que según el diario The Sun, será la mayor muestra pública de dolor desde que falleció Diana de Gales.Un amigo de Jade afirma que "ella se ha asegurado de que dejará este mundo con estilo, ha recibido muchas cartas de fans y sabe que hay mucha gente que quiere ir a decirle adiós". Su representante dice que "ella quiere una gran celebración porque es su última despedida".

Últimos momentos con sus hijos

Los hijos de Jade han acudido a ver a su madre en una pequeña celebración del día de la madre, que lamentablemente no podrán pasar juntos. Freddie y Bobby pasaron un agradable rato en un parque jugando con su padre, Jack Tweed, y recogiendo flores para su madre y después fueron a visitarla.El representante de Jade, Max Clifford, ha explicado en declaraciones a The Sun, que "los chicos fueron a ver a Jade y ella estuvo despierta por un breve momento, les vio y sonrió"."Jade ha puesto su casas en orden y se está enfrentado a todo de forma muy valiente. Ahora estamos en espera de lo inevitable, podría ser en cualquier momento", ha explicado Clifford.Jade se encuentra muy débil y le cuesta trabajo mantenerse despierta o incluso "apretar la mano de su madre", según cuenta el representante al diario británico. "Las enfermeras están haciendo lo posible por controlar el dolor, pero le han dicho a Jack que la próxima vez que caiga en un profundo sueño probablemente no vuelva a despertar", explica. Clifford asegura que "la enfermedad ha sido muy cruel con ella y sólo queremos que termine su sufrimiento".