miércoles, 4 de marzo de 2009

Del sueño a la realidad

 Los niños de Slumdog Millionaiare vuelven a la realidad  
Rubina Ali y Azharddine Ismael después del triunfo del filme Slumdog millionaire en la gala de los Oscars regresaron a la triste realidad de los pobres barios de Bombay donde se encontraban antes de ser protagonistas del filme más premiado del año con 8 Oscars . Una situación parecida a lo que nosotros hemos vivido a vices todos, volver a realidad tras un dulce sueño.Volver de las luces de Hollywood a los barrios pobres indios de Bombay. ¡Porca miseria! Como dicen los italianos. Pobres niños, nunca pueden salir de eso, de la miseria de vivir pobres. Mucha suerte… les deseamos a estos dos jóvenes estrellas indios, porque la pobreza es eso, un gran rollo: la familia, el entorno y todo el resto de la clase social.

Mientras la película Slumdog Millionaire arrasa en la taquilla española, sus protagonistas se enfrentan a su peor enemigo: la realidad. Los niños Azharuddin Ismail y Rubina Ali, 10 y 9 años respectivamente, regresaron a Bombay como héroes después del triunfo de la película en la Gala de los Oscars del pasado 23 de febrero. Pero el entusiasmo de los primeros días dejó paso a problemas de adaptación e, incluso, acusaciones de malos tratos."No quiero vivir nunca en este barrio. No quiero dormir en el suelo. Quiero una cama y vivir en un lugar que no huela a excrementos". Las declaraciones son de Rubina y son recogidas en la edición de hoy del diario La Vanguardia. Tanto la niña como Azhar mencionan en sus declaraciones públicas lo difícil que les resulta adaptarse a su hogar después de haber volado en avión, dormir en una cama y vivir en un hotel de cinco estrellas.Unas declaraciones que le han valido al padre de Azhar acusaciones de malos tratos. El pasado viernes el diario The Sun recogía las imágenes de una supuesta paliza que le había propinado a su hijo al negarse a realizar declaraciones a un periodista por encontrarse agotado. Un estado físico que según los médicos le ha provocado en los últimos días vómitos y fiebre muy alta.Más comprensivo se muestra el padre de Rubina que, según La Vanguardia, ha declarado: "Volver a acostumbrarse a la vida en este barrio está resultando difícil para mi hija y desde que regresó no ha querido ver a sus amigos. Sólo tiene ganas de pasar el tiempo lejos del suburbio. Espero que el piso que se nos prometió finalmente lo tengamos". De momento ni el Departemento de la Vivienda de Bombay, ni Christian Colson, productor de la película, les ha dicho nada.