lunes, 31 de marzo de 2008

Multa record para Rachid Nini, director de publicación de Al-Masae

6 millones de dirhams (550.000 euros):Multa record para Rachid Nini, director de publicación de Al-Masae

Reporteros sin Fronteras se siente consternada por la decisión del tribunal de primera instancia de Rabat que, el 25 de marzo de 2008, condenó al director de pblicación del diario Al-Massae, Rachid Nini, a 6 millones de dirhams (550.000 euros) en concepto de daños y perjuicios, y a 120000 dirhams (11.000 euros) de multa, en el juicio que le enfrentaba a cuatro jueces que le acusan de “difamación e injurias públicas”.

Estamos escandalizados por la desorbitante suma de la multa impuesta a Rachid Nini. No es la primera vez que la justicia marroquí se porta así. Algunas sentencias recientes han colocado en una situación realmente mala a algunos grandes medios de comunicación marroquíes, amenazando con provocar su desaparición. Es necesario que los magistrados dicten sentencias proporcionadas a los perjuicios causados y no pongan en peligro la libertad de prensa”, ha declarado Reporteros sin Fronteras.

Rachid Nini, director del diario más leído del reino (100.000 ejemplares), tenia cuatro denuncias por difamación presentadas por separado, a principios de febrero de 2008, por cuatro vice fiscales del rey, quienes le acusaban de publicar informaciones que les ofendían.

El origen de este caso se remonta al 18 de noviembre de 2007 y se refiere a un artículo publicado en Al-Masae en el que, sin nombrarles, se acusaba a cuatro jueces de haber participado en una supuesta fiesta homosexual en la ciudad de Ksar Al-Kébir (al norte del país). El 16 de enero de 2008 el tribunalde apelación de Rabat condenó a siete personas, que habían participado en la fiesta, a penas de entre 4 y 10 meses de prisión incondicional. Contactado por Reporteros sin Fronteras, Rachid Nini ha manifestado sentirse indignado por la sentencia, que considera “inexplicable e inaceptable”. Ha añadido que existe “una voluntad de destruir (su) periódico y perjudicar la libertad de expresión en el país”. Piensa apelar.

El 3 de febrero de 2008, el periodista sufrió una agresión con arma blanca delante de la estación ferroviaria de Rabat. En unas declaraciones a la Agencia France-Presse (APF), consideró sorprendente que la agresión se hubiera producido mientras tenía pendiente el juicio.