viernes, 21 de marzo de 2008

Vergüenza alemana

Angela Merkel, la canciller alemana, ha hablado el martes ante el Parlamento israelí, y lo anecdótico es que lo ha hecho en alemán, la primera vez para un jefe de Gobierno de su país, aunque anteriores visitantes oficiales ya habían hablado en ese idioma ante el auditorio.

Como cabía esperar, algunos diputados -cuatro- no acudieron a la cita, y otros, mientras hablaba, miraron al vacío o no aplaudieron en protesta, como dijo uno de ellos, contra la lengua en la que habían sido asesinados sus padres por el nazismo. Pero lo sustantivo es que jamás anteriormente se había producido un alineamiento tan completo de Berlín con las posiciones de Israel, en competencia incluso con las del propio Washington.

Merkel, que pronunció la salutación en hebreo, no sólo proclamó la vergüenza que como alemana le producía el recuerdo del Holocausto, sino que abundó, de nuevo alineándose tanto con Israel como con Estados Unidos, sobre la amenaza que comportaba para el pueblo judío la pretensión iraní de dotarse del arma nuclear, que parecía dar por segura. También recalcó que todo atentado a la seguridad de Israel lo era a la de Alemania. Y si condenó el lanzamiento de cohetes desde Gaza sobre Israel, no pronunció palabra alguna sobre la represión israelí contra los palestinos de la franja.
[Sigue leyendo →]
Source: Vía Link (El País-España)
Comparte esta noticia

Digg!