jueves, 28 de septiembre de 2006

El Gobierno alemán entra en conflicto con el Islamismo

El Gobierno alemán se planta contra la intimidación del islamismo radical
Por PAOLA ÁLVAREZ
En medio de la polémica surgida tras la retirada del Idomeneo del programa de la Deutsche Oper por miedo a la violencia islamista, la cancillera alemana, Angela Merkel, lanzó ayer un mensaje de firmeza y afirmó que Alemania no se dejará "intimidar por miedo a la violencia radical". Merkel criticó la decisión de Kirsten Harms, directora de la Deutsche Oper (la ópera de Berlín-oeste), quien el martes explicó que el espectáculo representaba "un riesgo incalculable para la seguridad del público y los trabajadores de la ópera". Una escena en la que aparecen las cabezas decapitadas de Poseidón, Buda, Jesucristo y Mahoma motivó la decisión.En declaraciones al diario Neue Presse, Merkel explicó que "la autocensura solo es justificable cuando se trata de una decisión responsable dentro de un verdadero diálogo entre las culturas, un diálogo que sea absolutamente pacífico". La cancillera se sumaba así a la cadena de críticas que ha suscitado la retirada de la ópera de Mozart. El martes, al conocer la noticia, el ministro de Interior, Wolfgang Schäuble, calificó la decisión como "una locura" y "algo inaceptable". Ayer, durante la presentación de la Conferencia Alemania-Islam, tanto los representantes de los poderes públicos como los miembros de la comunidad musulmana estuvieron de acuerdo en lamentar la retirada de la ópera y en reclamar que esta sea representada. [+] Link Source
+ INFORMACIÓN
Censura por Mahoma
Conferencia alemana sobre el islam
Los participantes en la I Conferencia alemana sobre el islam asistirán juntos a la representación de la ópera Idomeneo si la Deutsche Oper, que decidió retirarla de su programación por miedo a la violencia integrista, decide reponerla. "Nos alegraríamos que la Deutsche Oper pueda reponer esa ópera de Mozart, muy controvertida pero muy interesante".