sábado, 30 de septiembre de 2006

Carta abierta al Presidente Bush

Un centenar de intelectuales árabes y musulmanes piden a Bush promover la democracia en el mundo árabe
El Centro para el Estudio del Islam y la Democracia (CEID) con sede en Washington, ha publicado una carta abierta al Presidente americano George W. Bush, firmada por 105 intelectuales y personalidades públicas árabes y musulmanas, concernidos por la promoción de la democracia en el Medio Oriente y en África del Norte. En lo fundamental proponen como estrategia general apoyar al islamismo reformista y ayudar al islamismo en general a oponerse a la violencia y abrazar la democracia.
El dilema se mantiene desde el 11-S: regímenes autoritarios que sujeten al islamismo con represión, o apertura democrática que da buena parte del poder al islamismo confiando en que de esta forma se haga tolerante y democrático. Y en sus dos variantes no parece haber dado nada buenos resultados hasta el momento.
Pero la carta llama en la administración americana a reafirmar su compromiso de sostener la reforma democrática en el mundo árabe, aunque sea un pasaporte al poder para los movimientos islamistas, que han sabido recoger el descontento y la exasperación contra décadas de corrupción e ineficacia. Se coge como ejemplo el caso del Dr. Ayman Nour, el líder del partido de oposición egipcio Al-Ghad, actualmente encarcelado, para que el Presidente Bush presione al gobierno egipcio por su liberación. Además, la carta llama en Bush a incluir en el proceso democrático a todos los que estén dispuestos a cumplir con las reglas democráticas y rechazar la violencia, diciendo que ésta es la única vía de avanzar hacia la libertad.
"Sabemos que algunos en los Estados Unidos, preocupados por los recientes avances islamistas entre los votantes en Palestina y Egipto, tienen dudas sobre lo acertado de empujar por la libertad y la democracia en el Medio Oriente. Estas preocupaciones son aprovechadas por déspotas en la región para perpetuar el insostenible status quo. Sin embargo, no existe ninguna manera de hacer avanzar la libertad sin la inclusión de todos los elementos que quieran cumplir las reglas democráticas y rechacen la violencia. La participación democrática es la única vía para combatir el extremismo y presionar a todos los grupos, incluyendo a islamistas, a moderar su postura para maximizar su parte del voto. Los Estados Unidos deberían continuar presionando para poner fin a la represión contra grupos islamistas democráticamente liberales, y enfáticamente distanciarse a si mismos de tal represión y condenarlo en los términos más fuertes dondequiera que este ocurra. Estamos seguros que si los ciudadanos árabes pudieran escoger, escogerían la democracia, la libertad, la paz y el progreso.
"Un retorno al status quo de antes del 11 de Septiembre no es la respuesta. Este sólo alentará a los gobernantes autócratas, perjudicará a los reformistas árabes, y dañará la credibilidad de América. Al final, probablemente fortalecerá las propias fuerzas que América teme. El apoyo a la reforma es lo único que traerá la luz aunque la jornada exija valor, paciencia, y perseverancia.
"Quizás animados por la impresión de que América está indecisa en su apoyo a la democracia, algunos autócratas han intensificado recientemente la represión. Esto hace más urgente que nunca la necesidad del apoyo sostenido de los Estados Unidos y del apoyo internacional. La región necesita escuchar de nuevo que el camino en curso a la libertad y la democracia es la única dirección a la cual América, guiada por ambos interés y principio, apoyará.
"Tal como usted ha argumentado, la guerra contra el terrorismo y el extremismo sólo puede ser ganada ayudando a que los países del Medio Oriente reformen sus cerrados sistemas políticos. Mientras las sociedades se abren cada vez más, los ciudadanos pueden expresar sus agravios a través de medios legítimos, democráticos, haciéndolos menos probable a que acudan a la violencia.
"Le rogamos que haga todo lo que pueda para asegurar que un número pequeño de gobernantes autoritarios no controlen el futuro de más de 300 millones de árabes, más de la mitad de los cuales no tienen todavía 20 años. La libertad y la democracia son la única manera de construir un mundo dónde la violencia es reemplazada por el debate público pacífico y la participación política, y la desesperación es sustituida por la esperanza, la tolerancia y la dignidad". Link
===============
El texto completo de la carta traducido al español
La lista completa de firmantes de la carta.