domingo, 9 de noviembre de 2008

¿Será posible cambiar el mundo?

Ideas para cambiar el mundo

Sin ser pesimistas hasta los límites, tenemos que reconocer que la crisis financiera reciente con todas sus dimensiones globales, encima de las posibles graves consecuencias que pueda tener en un futuro próximo. Hay que anticipar y sin perdir un lapso de tiempo, antes de que llegue a afectar seriamente a sectores económicos vitales, los dirigentes políticos tienen que tomar urgentemente las medidas necesarias durante la próxima cumbre de Washington, y si no lleguen a frenar el desorden y la turbulencia financiera sin duda estaremos frente a una situación de desplome algo comparable, pero quizá completamente diferente a la situación creada en la antigua Unión Soviética- porque la política soviética de entonces dirigida particularmente, al esfuerzo militar en los tiempos de guerra fría, llevó a la antigua URSS, no solo al desastre sino a la desaparición, precisamente bajo la lamentable presidencia de Gorbachov. Situación de desastre completo porque -si recordamos- era totalmente confrontada a un aislamiento duro, más el efecto del bloqueo económico occidental, entre otras formas de la famosa guerra fría a las cuales se enfrentaron los rusos, por eso, no tardó el desplome total y el fin del régimen soviético bajo el mando del último presidente ruso Boris Yeltsin.

Ahora bien, América bajo la presidencia de Bush, la historia es completamente inversa, a pesar del apoyo de las fuerzas militares de los aliados, el golpe no vino del exterior, sorprendentemente vino del corazón del capitalismo mismo, vino de Wall Street, algunos expertos críticos con Bush dicen que son las guerras, lo que ha llevado a los EEUU a la actual crisis, pero todavía, estamos ante los primeros síntomas de un malestar de la economía nacional americana y con Obama elegido presidente el 4 de Noviembre se cree que habrá esperanza de evitar el derrumbe de la economía capitalista en EEUU y en el resto del mundo.

América puede volver a la normalidad, a condición de poner fin y sin tardar a sus guerras y sus políticas expansionistas, dado que son muy costosas y sin salida, el ejemplo de Irak es muy claro, y el de Afganistán es más grave todavía, porque ni siquiera tiene objetivo, ni horizonte claro. No se sabe por qué Bush no pudo sacar ninguna lección de la derrota de los soviéticos en Afganistán y peor todavía, quiere permanecer allí hasta la victoria.

América bajo la nueva presidencia de Barack Obama, tiene posibilidades de salvarse de una situación catastrófica inminente y salir de la crisis junto con los planes, las ideas y las estrategias de los grandes países del mundo, precisamente la Unión Europea y los países emergentes presentes en la reunión que tiene cita el próximo 15 de noviembre en Washington.

Por Ali Al Axdiri