jueves, 13 de noviembre de 2008

Dios Es Grande

Yo como miles sino millones de mi gente, de mi piel y de mi sangre... árabe, no tengo palabras, y no encontro verbo, no sé, no hablo de la destrucción del gran y bello país -lo de derrocar a Sadam era un argumento inválido como el resto de los que enumeró como el famoso e infundado argumento de las armas químicas, entre otras... para llevar su aventura militar ytas la invasión espectacular y distructiva sobre una de las cunas de civilización en tierras de Oriente, Irak.

Además de esa herida recientemente abierte. No le perdonamos de otra parte, por respaldar a Israel, incondicionalmente, en su ciega política bélica expansionista por haber dejado en cenizas y ruinas al pequeño país Libano en aquél verano de 2006, sin mencionar del otro lado la miseria en la que han quedado los palestinos bajo la ocupación de los hebreos apoyados por su política irrazonable e injusta.

Y...Ahora pasados ya sus dos mandatos en el poder, ¿dónde está su visión de dos Estados?Mentiras de Bush...¿a donde ha llevado la cumbre de Anapolis? incluso observen las palabras de Bush, y el lenguaje diplomático confuso que siempre utilizó para calmar al pueblo -que más ha sufrido en la historia moderna- y siempre repitiendo, dos estados... En vez de utilizar… o decir: claramente que apoya la creación de un Estado Palestino. Al contrario, encima de aquello, dijo de Sharon que era “¡un hombre de paz!” cuando, éste general t jefe de estado judío, no cesaba de matar a los líderes palestinos mientras cruzaban las calles, mediante bombardeos aéreos, más la eliminación física de cientos de jóvenes militantes palestinos…

Por Dios, ¡cómo podría calificar a Sharon como hombre de paz! No sé yo: ¿cómo? mientras machacaba hasta la muerte a los palestinos usando todos los métodos desde la tortura en la vida pública (Barreras) hasta la humillación y negación de derechos, incluida la histórica tragedia en las que ha dejado a un millón y medio de habitantes que viven en la gran cárcel del mundo, llamada Gaza.

El daño más el dolor que hemos sufrido por sus políticas nos acompañará y de hecho nos afectará, sin duda durante largo tiempo de nuestra existencia, en el futuro . El mandato de George Bush Jr, caracterizado por invasiones y guerras injustas en tierras del Mundo árabe y más allá en las tierras centroasiáticas, en Afganistán, este mandato será inscrito como un capítulo lleno de violencia, sin esperanza de paz, lleno de injusticia en cuanto a la aplicación de leyes y Derecho Internacional.

Guerras que provocaron reacciones de violencia sin límite en aquellos países lejanos, donde las poblaciones de otras culturas rechazaron al enemigo invasor cometiendo suicidios, matanzas y actos de extrema violencia. Actos sin gloria considerados terrorismo. Su mandato alargado de 8 años en el poder, pasará a ser como el peor periodo de la historia del comienzo del siglo XXI.

Para el mundo musulmán que cree en Dios, que a veces se convierte en refugio dada la impotencia y las debilidades humanas dice: Diós es grande. Bush con su arrogancia y abuso de poder, llevó a América, antes gran potencia mundial, y ahora, antes de salir de la Casa Blanca - deja el pueblo americano –lamentablemente- en plena crisis financiera y al borde de una grave recesión económica y,arrastrando con él globalmente, el resto del mundo.

Nadie sabía o podría predecir que EEUU le esperaban peores momentos. Siendo su presidente “el hombre con quien Dios hablaba” no obstante,éste mismo ya empieza a darse cuenta ahora que estaba equivocado y por eso merece ser castigado por haber cometido tantos errores.En cuanto a la población americana impotente como cualquiera y víctima de las decisiones erro´neas de su presidente ya se ha expresado eligiendo al nuevo presidente que le espera mucho trabajo dada la herencia de Bush.

Por Ali Al Axdiri
P.S - He escrito "Dios es grande" algunas horas después de haber leído "George y Dios"publicado hoy por el diario ( El País-España)... en realidad quería escribir, sólo una introducción al enlace correspondiente a la fuente citada, pero mi pluma no paró. Aclaro esto a mis amables lectores para que sepan que mi inspiración periodística, viene de tantos recursos, no sé, pero en esencial, de mis lecturas, de la química de mi meditación y, también viene en gran parte, de mi profunda reacción existencial liada a la marcha de nuestro tiempo y la evolución del mundo que nos rodea.

Comparte esta noticia

Digg!