lunes, 10 de noviembre de 2008

Podrían atacar en cualquier país desde el 2004

El permiso, hasta ahora, se ha empleado para lanzar ataques en Somalia, Pakistán y Siria. Las fuerzas de élite de EEUU, tenían y tienen todavía, una autorización general para atacar clandestinamente a blancos relacionados con Al Qaeda y sus aliados en cualquier lugar del mundo, gracias a una orden secreta firmada en el 2004 por el entonces jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, según ha informado hoy The New York Times.

Bajo las órdenes de Bush el ataque efectuado el pasado día 26 de octubre en Siria no fue el primero que se había perpetrado en ese país, según informaciones difundidas por un "alto mando militar" estadounidense, simplemente era el más llamativo y por tanto dio lugar a las protestas de Damasco.

Más Información -Fuente
La noticia, en 'The New York Times' (en inglés)